“Que Michael sea el milagro”, el bebé que sanó a través de las oraciones al Padre McGivney

Milagro
Créditos: CNA / fathermcgivney.org

El padre Michael McGivney, fundador de Caballeros de Colón, obró un milagro que fue reconocido por la Iglesia. Por su intercesión, un bebé con síndrome de Down se curó contra todos los pronósticos. El 31 de octubre será declarado beato.

Daniel y Michelle Schachle descubrieron en 2015 que su décimotercer hijo no solo tenía síndrome de Down sino hidropesía fetal. Se trata de una afección poco común y típicamente fatal en la que se acumula líquido alrededor de los órganos vitales del feto.

Al pequeño aún en gestación no le dieron ninguna esperanza de vida. Según los criterios médicos, la combinación de síndrome de Down e hidropesía fetal era fatal.

Aún con ese pronóstico, la familia Schachle no se dio por vencida y recurrió a la intercesión del padre McGivney. El fundador de los Caballeros de Colón no era un extraño para la familia. Daniel trabaja para la orden y anteriormente había sido Gran Caballero de su consejo local.

El increíble milagro que transformará en beato al sacerdote fundador de los Caballeros de Colón

Créditos: Familia Schachle vía CNA

Sabíamos que [el padre McGivney] cuidaba de nuestra familia, lo miramos mucho y le pedimos que orara por nosotros, de todos modos”, dijo Daniel.

“Recuerdo haber orado todo, todo el viaje [a Fátima], ‘que Michael sea el milagro‘, pero como en el fondo de mi corazón, eso significaba que viviría”, recordaba Michelle.

Cientos de personas se entregaron a la oración pidiendo que Dios obrara por intercesión del el padre McGivney. Luego de esta cadena de plegarias y una rápida peregrinación a Fátima con Caballeros de Colón, la siguiente ecografía de Michelle no mostró signos de hidropesía fetal.

“El médico que dirigía la clínica de alto riesgo neonatal en la Universidad de Vanderbilt nos dijo que había estado haciendo esto durante 30 años y que nunca había visto a un niño sobrevivir al diagnóstico”, comentó Daniel.

Durante la investigación sobre la curación milagrosa de la hidropesía fetal de Michael, se les preguntó repetidamente a los Schachle por qué no oraban también por la curación de Michael del síndrome de Down.

Ellos explicaron que veían a un niño con síndrome de Down como una “bendición” para su familia y que solo les preocupaba que naciera vivo.

Después del milagro, Michael nació prematuro, atravesó una operación de corazón a las siete semanas de vida, y una infección pulmonar a los seis meses.

“Hubo momentos en los que [los médicos] decían: ‘No sabemos qué va a pasar, si él lo logrará o no’”, dijo Michelle. “Y yo digo, ‘No creo que entiendas, Dios tiene grandes planes para este niño‘”.

“Cuando Dios se manifiesta así, cambia todo”.

El 27 de mayo de 2020, el Papa Francisco confirmó lo que los Schachles ya sabían: habían sido testigos de un milagro. Después de un extenso examen médico, la curación inexplicable de Michael fue decretada como un milagro por la intercesión del P. McGivney.

Este artículo fue publicado originalmente en Catholic News Agency.

[Ver: Consagra tu familia a la protección de la Virgen de Fátima con esta sencilla oración]

[Ver: Las razones por las que el Padre Pío recomendó rezar el Santo Rosario]

Compartir:

Comentarios

comentarios