El Papa Francisco bautiza gemelas siamesas operadas en hospital del Vaticano

Papa Francisco
Créditos: @Banzekaa vía Twitter

Las gemelas siamesas Ervina y Prefina fueron bautizadas por el Papa Francisco tras ser separadas en una operación única en el mundo por la complejidad.

Las hermanas provenientes de la República Centroafricana estaban unidas por una de las formas más raras y complejas de fusión craneal y cerebral. La exitosa cirugía se realizó en el Hospital Bambino Gesù de Roma, también conocido como el “Hospital del Papa”.

Los gemelos siameses antes de la separación
Vatican News

La intervención quirúrgica fue estudiada por más de un año y tras tres intervenciones quirúrgicas, en junio de 2020 fueron separadas exitosamente.

El Dr. Carlo Efisio Marras, jefe del departamento de Neurocirugía del Hospital Bambino Gesù de Roma, explicó que se trataba de una malformación muy rara. “La peculiaridad consistía en que el punto de contacto de los dos cráneos involucraba importantes estructuras venosas. Nuestro objetivo era muy ambicioso: salvar a las dos niñas y en perfecto estado”. Y el objetivo se consiguió.

Ospedale Bambin Gesù vía Vatican News
Tras la operación exitosa, las gemelas siamesas fueron bautizadas por el Papa Francisco en la Casa Santa Marta durante una ceremonia privada.

Las imágenes de la ceremonia fueron compartidas en las redes sociales por Antoinette Montaigne, Ex Ministro de Comunicación y Reconciliación Nacional de la República Centroafricana.

El tweet de la política decía: “Después de su exitosa separación quirúrgica en la Pediatría del Bambino Jesús del Vaticano, el Papa bautizó ayer en Roma a las gemelos centroafricanas”.

El comienzo de la historia y el viaje a Roma

Las niñas nacieron el 29 de junio de 2018. El 29 de noviembre de 2015, antes de inaugurar el Jubileo de la Misericordia en la capital de la República Centroafricana, Francisco fue a visitar el complejo pediátrico de la ciudad.

Tres años después, la presidenta del hospital Bambino Gesu de Roma arribó al país africano para seguir las obras de ampliación de la instalación pediátrica y decidió llevar a las pequeñas a Roma, junto con su madre, para darles esperanza.

La carta de la Madre al Papa

En agradecimiento por la asistencia médica y el gesto del Papa Francisco, la madre de las gemelas siamesas, Hermine Nzotto, escribió una carta.

En ella menciona que aquella puerta santa que el Papa abrió en ocasión del Jubileo de la Misericordia en la República Centroafricana no se cerró un años después. Para ella siguió trayendo bendiciones.

El bautismo de mis milagrosas [hijas] por Su Santidad me da la confirmación de que Dios está verdaderamente cerca de los más pequeños“, afirmó.

“Si mañana mis hijas van a poder ser una de las niñas más afortunadas de la tierra, eso es ir al colegio y aprender lo que no sé y que ahora yo también aspiro saber, poder algún día leer los versículos de la Biblia a mis hijas , entonces no fue una puerta santa la que abriste en Bangui en 2015 y que se cerró con llave un año después”, le dijo la madre al Papa Francisco.

¡Qué hermoso testimonio!

El artículo fue publicado originalmente en Vatican News.

[Ver: Espectadores de bendición Urbi et Orbi dicen ver a la Virgen María en las nubes]

[Ver: Los mensajes sobrenaturales de la Virgen en la visión de San Nicolás]

Compartir:

Comentarios

comentarios