[Video] Suena el móvil del sacerdote en plena misa y… ¡Es el Papa Francisco!

por -
Misa
Créditos: Facebook / Wikipedia

¿A quién no le ha pasado que estando en Misa escucha que suena un móvil en plena celebración? Vale, ¿y que le suene al sacerdote en la lectura del Evangelio? Menos probable… ¿Y que atienda y sea el Papa Francisco? ¿No lo crees? ¡Mira este video!

Este llamado insólito ocurrió en la transmisión de la Misa el día de ayer en la Parroquia de la Asunción de Jalostotitlán, en Jalisco, México. El padre Miguel Domínguez oficiaba la celebración eucarística y leía el Evangelio.

De pronto suena el móvil…

Aquí puedes ver el video del llamado del Papa Francisco al Sacerdote en plena Misa:

El Papa Francisco saluda y bendice al pueblo de Jalos en llamada al Señor Cura Miguel.

Posted by Parroquia de la Asunción de Jalostotitlán on Tuesday, May 19, 2020

 

“Porque ellos no han creído en mí, de Justicia porque me voy al Padre…”, lee el sacerdote y suena el móvil, hace un gesto a los feligreses, atiende y sale rumbo a la sacristía.

El acólito preocupado se acerca a la puerta e intenta escuchar, dice algo y luego se sonríe y entra a la sacristía. La cámara gira y cambia de cuadro, mostrando a un monaguillo que intenta disimular la sonrisa, de brazos cruzados y sin saber qué está ocurriendo.

Luego se escucha desde el micrófono:

-¿Por su salud?

-Que otro día aguanto, eh- responde con humor a través del altavoz del móvil el Papa Francisco.

-Ah sí, qué bueno- contesta el padre Miguel-, ¿cómo están sus pulmones?

-Bien, gracias a Dios muy bien- contesta el Papa-, ¿qué estás haciendo vos ahora?

-Voy a prepararme para la Misa

-No digo, pero ¿qué trabajo tenés?- pregunta el Papa

-Ah, soy párroco, soy párroco en una parroquia de mi diócesis y encargado de cultura como ve- contesta el sacerdote.

Dale mis saludos a tus feligreses, eh. Y mi bendición y que recen por mí.

-Cómo no, Santo Padre, con mucho gusto. Un abrazo de parte de ellos y de mi familia.

Que Dios te bendiga mucho eh, me acuerdo mucho de vos. Que Dios te bendiga.

El sacerdote entra nuevamente a la sacristía y sale por la otra puerta rumbo al altar. Y dice, “disculpen, ¿se oyó? ¿poquito? Bueno, ¿le damos un aplauso al Papa no? Que se toma el tiempo de llamar y saludarlos. Que nos sintamos fortalecidos con eso”.

Y el padre Miguel retomó la lectura del Evangelio.

¡Señor, te pedimos por el Papa Francisco!

[Ver: Los Misterios que los ángeles caídos se negaron a aceptar según una mística católica]

[Ver: La epidemia de coronavirus, ¿es la peste del Apocalipsis? La opinión de un sacerdote]

Compartir:

Comentarios

comentarios