5 datos que quizás no conocías de Pentecostés, la llegada del Espíritu Santo

Fuente: Fundación Pane

Pentecostés es la fiesta universal de la Iglesia Católica donde se celebra la venida del Espíritu Santo sobre ella. Se contempla cómo los Apóstoles, la Virgen María, y a otros discípulos reciben lenguas de fuego, que representan el amor de Dios.

A partir de ese momento, el Espíritu Santo acompañaría a la Iglesia durante toda su historia. Será Él quien nos guíe en el camino, siempre corrigiendo y consolando a los cristianos en lo cotidiano.

Aquí te compartimos 5 datos que quizás no conocías de Pentecostés:

1. Quincuagésima

Este vendría a ser el significado del nombre Pentecostés según sus raíces griegas. En griego se escribe “Pentecost”, y se refiere a los 50 días que dura la Pascua, que termina precisamente con esta fiesta del Espíritu Santo. Un dato curioso es que la Pascua dura 10 días más que la Cuaresma porque, a pesar que ambas son importantes, el cristiano debe celebrar más la alegría en Cristo que el sacrificio.

2. Los primeros cristianos no lo celebraban

Lo que no sorprende, pues fue un fenómeno que había pasado recién y no tenía un carácter litúrgico todavía. Aún así, no pasó del siglo I para que la Iglesia lo tome como un día importante.

3. Bautismos

Los cristianos aprovechaban la celebración para bautizar a los últimos catecúmenos que no pudieron hacerlo durante la Pascua. Es por esto que, para ellos, Pentecostés empezó a tener una importancia sacramental igual a la del Sábado Santo.      

4. Rojo

No es sorpresa que el color distintivo de esta fiesta es el rojo, ya que es el color típico del fuego y del amor. Fuego, pues los Apóstoles y la Virgen recibieron lenguas de fuego que simbolizaba el ingreso del Espíritu Santo en sus corazones; y amor, pues mediante este sintieron y se transmitió a la Iglesia el amor que Dios nos tiene.  

5. Curiosas costumbres

En Italia se empezó la costumbre de tirar pétalos de rosas desde el techo de las iglesias, simulando las lenguas de fuego. En Francia, por otro lado, se tocaban muchas trompetas en las Misas para simular el estruendo que ocurrió al momento del descenso del Espíritu Santo según la Biblia.  

Compartir:

Comentarios

comentarios