El lugar donde la noche de Halloween es santa y no infernal

por -
Créditos: wikipedia.

Mientras en muchos lugares del mundo, la noche del 31 de octubre, festejan Halloween dando culto a la muerte y lo terrorífico, en un país, miles de personas celebran de manera singular la víspera de Todos los Santos.

En Polonia, esa misma noche, los fieles pueblan sus calles, plazas y cementerios para honrar la memoria de sus antepasados ​​y celebrar la promesa de la vida eterna en Cristo.

Eventos en ciudades de toda Polonia el 31 de octubre reafirmarán la identidad cristiana de la víspera de Todos los Santos. HolyWin, un movimiento que comenzó en Europa a principios de la década de 2000, nació como una reacción a la versión morbosa y secular de Halloween que se originó en los EE. UU. y se ha extendido por todo el mundo.

El lugar donde la noche de Halloween es santa y no infernal

Créditos: Wikimedia Commons.

“Halloween ocupaba cada vez más espacio y los niños hacían preguntas, por lo que las parroquias y las escuelas comenzaron a proponer alternativas”, dijo Grzegorz Bartosik, profesor de mariología en la Universidad Cardinal Stefan Wyszyński en Varsovia, al medio National Catholic Register.

Así, la noche del 31 de octubre, los niños se disfrazan de santos de su elección y desfilan por las calles.

“En Polonia, existe la idea de que Halloween es contrario al respeto por los muertos y su memoria”, dijo el patrólogo Józef Naumowicz al Register. “Esta celebración no tiene nada que ver con el ambiente que reina en los cementerios el 1 de noviembre”.

Bajo el régimen comunista, el Día de los Difuntos —generalmente celebrado el 2 de noviembre en el calendario litúrgico— reemplazó a la Fiesta de Todos los Santos por obvias razones ideológicas. Desde entonces, los polacos han seguido conmemorando a sus fieles difuntos el Día de Todos los Santos, que es festivo en el país (el 2 de noviembre no lo es), y prosiguen las celebraciones al día siguiente.

Según la tradición, las familias acuden juntas a los cementerios con farolillos y flores durante el día y los ponen sobre las tumbas, después de haberlas limpiado la semana anterior.

“Al caer la noche, es un verdadero espectáculo que se desarrolla ante los ojos de los habitantes y transeúntes al ver los cementerios iluminados desde lejos”, dijo Naumowicz.

¿Tú qué piensas?

Este artículo fue traducido de National Catholic Register.

Síguenos también en:

Telegram
Instagram
Twitter

[Ver: 8 cosas que todo católico debería saber sobre Halloween]

[Ver: Padre Fortea advierte que Halloween “genera interés por el mundo oculto”]

Compartir:

Comentarios

comentarios

¿The gusta ChurchPOP?

Recibe nuestro contenido inspirador en tu bandeja de entrada cada mañana, ¡GRATIS!

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.