Policía intentó desalojar una Comunión y el sacerdote no lo permitió

desalojo de una comunión
Créditos: Twitter.

Un intento de desalojo de una Comunión se viralizó en las redes sociales. Un grupo de policías ingresó al predio de una parroquia para suspender el Sacramento pero el sacerdote no lo permitió.

El episodio ocurrió el sábado 1 de mayo en la localidad de Adrogué, provincia de Buenos Aires, Argentina. El padre Guillermo Robles, de la parroquia Corpus Christi, se encontraba celebrando una Misa de Comunión en un espacio abierto.

Al parecer, vecinos de la zona denunciaron ante  la policía que había una reunión no permitida de personas que violaba las disposiciones de un decreto nacional.

Así ocurrió el intento de desalojo de una Comunión

El video nos muestra el intento de desalojo de una Comunión. La policía ingresa al predio de la parroquia para suspender la Misa. Mientras eso sucede, los feligreses se encontraban cantando.

Los oficiales caminan hacia el altar, suben a un entablado y se dirigen al sacerdote, quien se acerca al micrófono y dice:

“Vamos a hablar tranquilamente, en la ley que sacó el gobernador bonaerense Axel Kicillof dice que se puede hacer con un aforo del 30%, lo leí en el diario”. El sacerdote señaló que el lugar tenía una capacidad para 400 personas, y que en el momento había 120, es decir el 30%.

El policía replicó, “el presidente dijo ‘nada de Bautismo, nada de casamiento’“, a lo que el sacerdote respondió: “No dijo eso, estás equivocado. Tenés que leer bien, es lo que nosotros leemos en el diario”.

La situación se produjo por una confusión respecto a la interpretación del Decreto 287/2021 emitido por el Poder Ejecutivo Nacional de Argentina que, entre muchas disposiciones, redujo las reuniones en espacios al aire libre a solo 10 personas. Al mismo tiempo suspende todo tipo de eventos religiosos en lugares cerrados.

Al parecer, el sacerdote había leído un decreto anterior que establecía aforos del 30%.

Las declaraciones del sacerdote

El padre Guillermo comentó a un medio local que la Comunión correspondía a 10 niños de un colegio. “El año pasado les dijeron que no podían tomar la comunión. Yo fui a confesar a esa escuela y las mamás me pidieron ayuda. Los chicos no pueden ser dejados de lado cuando la Iglesia dice que hay que estar al lado de los más vulnerables. Me lo pidieron las madres y no iba a decirles que no”, afirmó.

Además, pese al intento de desalojo de la Comunión, agregó: “Yo iba a seguir con la misa igual. No es un show. Una vez que empieza tenés que terminarla. No es de patotero, es que estoy celebrando a Cristo y Cristo es más importante que ellos y que yo”.

No obstante el altercado, el padre Guillermo expresó que “los policías fueron muy cordiales. Se notaba que vinieron obligados. Supongo que algún vecino hizo una denuncia”. Y aprovechó para especificar que que antes, durante y después del oficio religioso se cumplieron todos los protocolos contra el coronavirus. “Tomamos la temperatura al entrar y la gente estaba separada y con barbijos”, comentó.

Al final, “la cosa termino bien. La Misa siguió y los chicos tomaron su comunión. La gente se fue media hora después que ellos, una vez que terminamos la Misa”.

¿Qué piensas de este intento de desalojo de una Comunión?

Síguenos también en:

Telegram
WhatsApp
Gab
Instagram
Twitter

O recibe nuestro contenido por correo electrónico[email protected]

[Ver: [Video viral] Sacerdote rompe en llanto en Misa por una irreverencia ante la Eucaristía]

[Ver: “La gente nunca ha oído hablar de Jesús”, sacerdote llega a un pueblo con solo 5 católicos]

Compartir:

Comentarios

comentarios

¿The gusta ChurchPOP?

Recibe nuestro contenido inspirador en tu bandeja de entrada cada mañana, ¡GRATIS!

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.