Cómo obtener una indulgencia plenaria para los fieles difuntos

Noviembre
Créditos: Facebook.

Cada noviembre, la Iglesia ofrece a los fieles la oportunidad de ofrecer una indulgencia plenaria  por las  almas del purgatorio .

¡Esto significa que podemos liberar a las almas de su castigo temporal en el purgatorio para que puedan ir inmediatamente al cielo! (Esta indulgencia se aplica a un alma de su elección cada vez que realiza los pasos a continuación).

Debido a la pandemia del coronavirus, el Vaticano emitió un decreto especial que extiende la indulgencia plenaria para las almas del purgatorio durante todo el mes de noviembre. (Esta indulgencia plenaria específica normalmente solo se reconoce del 1 al 8 de noviembre).

El decreto apostólico penitenciario del 22 de octubre establece que los católicos pueden obtener una indulgencia plenaria para los fieles difuntos durante todo el mes de noviembre de 2020.

“Este año, en las circunstancias actuales por la pandemia del ‘Covid-19’, las Indulgencias Plenarias para los fieles fallecidos se extenderán a lo largo de todo el mes de noviembre , con adecuación de obras y condiciones para garantizar la seguridad de los fieles”. dice el decreto .

El decreto agrega que para la indulgencia plenaria de los Difuntos del 2 de noviembre , “establecida con motivo de la Conmemoración de todos los fieles fallecidos para aquellos que visitan piadosamente una iglesia u oratorio y recitan el ‘Padre Nuestro’ y el ‘Credo’ allí, puede ser transferido no solo al domingo anterior o posterior o el día de la Solemnidad de Todos los Santos, sino también a otro día del mes de noviembre, elegido libremente por los fieles individuales …” (Ver más abajo las condiciones de indulgencia)

Pasos para obtener una indulgencia plenaria para las almas del purgatorio en noviembre:

1) Rezar en un cementerio

El reciente decreto pide a los fieles que “visiten un cementerio y recen por los difuntos, aunque solo sea mentalmente. ”Algunas oraciones sugeridas incluyen la Oración de Santa Gertrudis  o la  Oración del Descanso Eterno.

2) Ir a la confesión y recibir la Sagrada Comunión

Para obtener una indulgencia plenaria, ya sea para las pobres almas o para uno mismo, la persona debe desprenderse de todo pecado. Si el alma no se desapega, se aplicará una indulgencia parcial.

Sin embargo, para los enfermos, los ancianos, los confinados en casa o los que no pueden salir debido a las restricciones del coronavirus, pueden “unirse espiritualmente a otros miembros de los fieles”.

El decreto anima esta oración “ante una imagen de Jesús o de la Santísima Virgen María, recitando piadosas oraciones por los difuntos, por ejemplo, Laudes y Vísperas del Oficio de los Muertos, el Rosario Mariano, la Coronilla de la Divina Misericordia, otras oraciones por el difunto más querido por los fieles, o se ocupan en la lectura atenta de uno de los pasajes evangélicos propuestos por la liturgia del difunto, o realizan una obra de misericordia ofreciendo a Dios los dolores y las dificultades de su propia vida”.

El individuo también debe tener “la intención de cumplir lo antes posible” con las tres condiciones (confesión sacramental, santa comunión y oración por el Santo Padre).

3) Reza por el Papa

La Iglesia sugiere que los fieles recen un ‘Padre Nuestro’ y un ‘Ave María’ por el Santo Padre.

Concédeles el descanso eterno, oh Señor. Y que la luz perpetua brille sobre ellos. Que las almas de todos los fieles difuntos, por la misericordia de Dios, descansen en paz. Amén.

[Ver: ¿Quieres liberar a tu país del poder del demonio? El padre Fortea te explica una oración especial]

[Ver: Resurrección vs reencarnación: ¿en cuál debemos creer los católicos?]

Compartir:

Comentarios

comentarios