Sacerdote bendice sede de policía tras presunto ataque demoníaco a un oficial

por -
sacerdote y policía atacado por un demonio
Créditos: maximaonline / tn8.tv.

Un episodio ocurrido hacia fines del mes de octubre continúa captando la atención de la ciudad de Gualeguaychú, en Entre Ríos, Argentina. Un oficial de policía asegura que sufrió un ataque demoníaco dentro de la jefatura, lo que motivó a las autoridades a llamar a un sacerdote para que realizara una bendición.

Sacerdote bendice sede de policía tras presunto ataque demoníaco a un oficial

Un policía protagonizó un extraño suceso en una sede policial. En el mes de diciembre del año 2021, el oficial había ingresado a trabajar como cuidador en la zona de las celdas.

Según relató el policía, “desde hace un tiempo que se escuchaban ruidos extraños, golpes y gritos de arriba de las celdas”. Entonces, decidió subir una escalera que lo llevaba a un piso superior con dos calabozos vacíos. Allí ocurrió el presunto ataque demoníaco.

“Siento como que me agarran desde adentro de una celda y empiezo a forcejear como con una persona toda de negro, encapuchada. Quedé todo rasguñado”, comentó.

Luego agregó: “me quería matar, no tenía otra intención, era un ente, no sé cómo llamarlo. La fuerza es impresionante, no me lo podía sacar de encima”.

Rasguños originados en el presunto ataque demoníaco.

En ese momento, según relata, intentó huir y fue tomado de una pierna y lo “vuelve a meter adentro queriéndome agarrar. Los detenidos desde abajo vieron el forcejeo y han visto la sombra en otra oportunidad y en ese momento también. No alcancé a ver las uñas, decía, te voy a matar, te voy a matar, tenía la voz gruesa y ronca”.

“Así como existe Dios, existe el diablo y puede ser que alguien me odie”, confesó el policía.

A raíz de este suceso y de la verosimilitud de los testigos del presunto ataque demoníaco, las autoridades de la sede policial decidieron llamar a un sacerdote.

Imagen tomada tras el incidente.

El padre Mauricio Landra, párroco de una inglesia en la ciudad, acudió a la jefatura y habló con los oficiales y los encarcelados. “Es inexplicable lo que pasó. Recé con los detenidos, estaban muy asustados”, dijo el sacerdote

El cura manifestó que aunque “no se sabe con certeza lo que pasó”, el miedo de los internos era tal que querían ser trasladados a una cárcel, e incluso tenían miedo de ir al baño.

Ante el episodio, el sacerdote bendijo el lugar y entregó agua bendita a los detenidos.

¿Tú qué piensas?

Síguenos también en:

Telegram
Instagram
Twitter

[Ver: ¿Jesús se manifestó en la Vigilia Pascual? La impactante fotografía tomada en Sábado Santo]

[Ver: El plan secreto de Hitler para secuestrar al Papa]

Compartir:

Comentarios

comentarios

¿The gusta ChurchPOP?

Recibe nuestro contenido inspirador en tu bandeja de entrada cada mañana, ¡GRATIS!

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.