Primer día de la Novena de Navidad

por -
Primer día de la Novena de Navidad
Créditos: Wikipedia.

El 16 de diciembre comienza el primer día de la Novena de Navidad, también conocida como Novena de Aguinaldos. Durante los próximos nueve días, a través de la oración nos preparamos para recibir el nacimiento del Niño Jesús.

Puedes rezar esta novena solo, en familia o con amigos, concentrándote primero en la meditación especial del día y luego rezando una oración que te acercará más a este misterio de amor.

Aquí tienes el primer día de la Novena de Navidad.

Primer día de la Novena de Navidad

Día uno: El amor de Dios revelado al convertirse en hombre

Meditación 

Debido a que nuestro primer padre, Adán, se rebeló contra Dios, fue expulsado del paraíso y trajo sobre sí mismo y sobre todos sus descendientes el castigo de la muerte eterna. Pero el hijo de Dios, viendo al hombre así perdido y deseando salvarlo de la muerte, se ofreció a tomar sobre sí nuestra naturaleza humana y sufrir él mismo la muerte, condenado como un criminal en la cruz.

“Pero, Hijo Mío”, podemos imaginarnos al Padre eterno diciéndole, “piensa en la vida de humillaciones y sufrimientos que tendrás que llevar en la tierra. Tendrás que nacer en un establo frío y acostado en un pesebre, el comedero de las bestias”.

“Cuando aún seas un bebé, tendrás que huir a Egipto para escapar de las manos de Herodes. Después de tu regreso de Egipto, tendrás que vivir y trabajar en una tienda como un sirviente humilde, pobre y despreciado. Y finalmente, agotado por los sufrimientos, tendrás que entregar tu vida en una cruz, avergonzado y abandonado por todos”.

“Padre”, respondería el Hijo, “todo esto no importa. Con mucho gusto lo soportaré todo, si tan sólo pudiera salvar al hombre”.

¿Qué deberíamos decir si un príncipe, por compasión por un gusano muerto, decidiera convertirse él mismo en un gusano y dar su propia sangre para devolverle la vida al gusano? Pero la Palabra eterna ha hecho infinitamente más que esto por nosotros.

Aunque Él es el Señor soberano del mundo, eligió llegar a ser como nosotros, que estamos inconmensurablemente más debajo de Él que un gusano debajo de un príncipe, y estuvo dispuesto a morir por nosotros para recuperarnos la vida, la gracia divina que habíamos perdido por el pecado.

Cuando vio que todos los demás dones que nos había otorgado no eran suficientes para inducirnos a orar su amor con amor, se hizo hombre y se entregó todo a nosotros. “El Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros”; “Él nos amó y se entregó a Sí mismo por nosotros”.

Oración del primer día de la Novena de Navidad

Oh Gran Hijo de Dios, te has hecho hombre para hacerte amar a los hombres. Pero, ¿dónde está el amor que los hombres te dan a cambio?

Has dado la sangre de tu vida para salvar nuestras almas. Entonces, ¿por qué somos tan poco agradecidos que, en lugar de pagarte con amor, te despreciamos con ingratitud? Y yo, Señor, yo mismo más que otros te he tratado así.
Pero Tu Pasión es mi esperanza. Por ese amor que te llevó a tomar sobre ti la naturaleza humana y morir por mí en la cruz, perdóname todas las ofensas que he cometido contra ti.

Te amo, Verbo Encarnado; Te amo, oh bondad infinita. Por amor a Ti, que pudiera morir de pena por estas ofensas. Dame, oh Jesús, tu amor. No dejes que viva más en el olvido ingrato del amor que me tienes. Yo quiero amarte siempre. Concédeme que siempre me conserve en este santo deseo.

Oh María, Madre de Dios y Madre mía, ruega por mí para que tu Hijo me dé la gracia de amarlo siempre, hasta la muerte. Amén.

¡Ya puedes rezar el primer día de la Novena de Navidad!

Esta novena fue traducida de EWTN.

Síguenos también en:

Telegram
Gab
Instagram
Twitter

[Ver: Fue condenado a muerte por un crimen, se convirtió y llegó a ser Siervo de Dios]

[Ver: ¿Qué debe hacer un católico con las cadenas de oración por WhatsApp?]

Compartir:

Comentarios

comentarios

¿The gusta ChurchPOP?

Recibe nuestro contenido inspirador en tu bandeja de entrada cada mañana, ¡GRATIS!

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.