¿Te sientes inexplicablemente cansado? Exorcista advierte sobre los “demonios de la fatiga”

fatiga
Créditos: Pxhere.

¿Demonios de la fatiga? El cansancio tiene en la mayoría abrumadora de las veces orígenes fisiológicos o psicológicos pero, para ciertas ocasiones, un sacerdote advierte sobre su posible origen espiritual.

El célebre exorcista Monseñor Stephen Rossetti nos comparte en una de sus crónicas habituales del blog Exorcist Diary, lo que él reconoce como “demonios de la fatiga”.

Como suelen decir los grandes exorcistas, nada tiene su causa en el demonio salvo que se demuestre lo contrario. Por eso, el padre Rossetti nos previene sobre que “la mayoría de los episodios de agotamiento tienen raíces fisiológicas y/o psicológicas, pero a veces tienen un origen demoníaco”.

¿Te sientes inexplicablemente cansado? Exorcista advierte sobre los “demonios de la fatiga”

“Cuando comenzamos la sesión, me sentía bien. Sin embargo, a la mitad del exorcismo, sentí como si todas mis fuerzas se hubieran ido. Apenas podía moverme o hablar. Tuve que obligarme a decir las oraciones. Entonces la persona poseída también dijo: ‘Me siento muy, muy cansado’. ‘Esto es extraño’, pensé, ‘¿Qué está pasando?'”, narra el sacerdote.

De pronto se me ocurrió… es demoníaco. Entonces, ordené a los ‘demonios de la fatiga’ que se fueran. Lo dije una y otra vez: ‘Demonios de la fatiga, en el Santo Nombre de Jesús les ordeno que se vayan‘. Finalmente, la fatiga se disipó y ambos volvimos a la tarea que teníamos entre manos”.

Este cansancio repentino, súbito e inexplicable también puede suceder antes de participar en actividades sagradas.

“No hace mucho, un laico se quejó conmigo de que cada vez que intenta trabajar en su ministerio, se siente abrumado por un cansancio inusual”, cuenta el padre Rossetti.

“El cansancio solo se apodera de esta persona enérgica cuando comienza su ministerio. Sospeché una causa demoníaca y se lo dije. Le sugerí que usara abundante agua bendita sobre sí mismo y su lugar de trabajo, y también comenzara su ministerio con oraciones diarias de liberación“.

¿Demonios de la fatiga?

“Esta artimaña en particular es sutil. Nunca pensarías que los demonios pueden hacerte sentir tan cansado que no puedes moverte”, comenta y agrega: “Sospecho más cuando ocurre en medio de un exorcismo o cuando ocurre inesperadamente cuando una persona comienza una tarea sagrada. Cuando los demonios desesperadamente no quieren que suceda algo, este es uno de sus trucos sutiles”.

¿Qué piensas?

Este artículo fue traducido y adaptado de Exorcist Diary.

Compartir:

Comentarios

comentarios

¿The gusta ChurchPOP?

Recibe nuestro contenido inspirador en tu bandeja de entrada cada mañana, ¡GRATIS!

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.