Los fieles no iban a Misa y el padre los fue a buscar al mercado

Asistencia a Misa
Créditos: Instagram.

Como este sacerdote vio que la asistencia a Misa de los fieles había decaído por la pandemia, decidió ir a buscarlos mercado. Sí, así es. Se trata del Padre Carlos Limongi de la Arquidiócesis de Nueva York, Estados Unidos.

Muchos obispos dispensaron la obligación de la misa dominical debido al virus. Sin embargo, muchas iglesias están abiertas en todo el país.

Debido a la poca asistencia a misa, el sacerdote hizo una lluvia de ideas creativas para fomentar la participación.

Poco antes del Miércoles de Ceniza, el padre Carlos estaba parado afuera de una tienda de comestibles de Nueva York con una máscara y gafas de sol, con un cartel que decía: “Si puedes ir de compras al mercado, entonces puedes venir a misa”. 

La foto se difundió en Instagram y conmovió a muchos fieles católicos.

El sacerdote les recordó que la asistencia a Misa es necesaria

Créditos: @fr.carlos.limongi, Instagram

El padre Carlos le dijo a ChurchPOP que después de hacer esto, la asistencia a misa aumentó “exponencialmente”. Si bien dijo que puede deberse a la temporada de Cuaresma, cree que el cartel contribuyó.

Aquí está su historia completa:

“[Quería que la gente] meditara sobre el hecho de que todos están comenzando a regresar a sus vidas y rutinas diarias normales, pero la asistencia a misa no estaba aumentando.

Seguí pensando en formas de alentar a las personas a que regresaran a misa de una manera accesible, divertida, pero sincera.

Se acercaba la Cuaresma, así que pensé que si había un mejor momento para hacerlo, era justo antes de la Cuaresma. Así que corté el costado de una caja y escribí la leyenda”

El padre Carlos comenta que “la mayoría de la gente en mi área va de compras, a bares y restaurantes; pero aun así dice que no irá a misa debido al virus .

Así que parece haber una desconexión entre la retórica que escuché y lo que vi en la realidad”.

Sin embargo, “es importante señalar que nunca tuve la intención de avergonzar o culpar a las personas para que vinieran a misa, y mucho menos hacer que las personas con problemas de salud se sintieran mal por no asistir a la Iglesia.

He sido el primero en decirles a quienes me hablan sobre el virus que se queden en casa y estén a salvo si su estado de salud les hace daño”.

“Más bien, tenía la intención de llevar a la gente a meditar sobre cómo Dios encaja en sus vidas durante estos tiempos, especialmente ahora que hay cierto sentido de normalidad, en comparación con lo que tuvimos la mayor parte del año pasado.

Tenía la intención de hacerles pensar : ‘Si ahora puedo hacer mucho de lo que solía hacer, ¿no se debería dar la misma consideración a mi adoración a Dios?’.

No puedo hablar en nombre de diferentes iglesias o diócesis, por eso apunté este mensaje a nuestra comunidad local”.

“En mi parroquia, limpiamos la iglesia y limpiamos los bancos después de cada misa, colocamos desinfectantes de manos en las puertas de entrada y exigimos el uso de máscaras y el distanciamiento social… (además de seguir las pautas arquidiocesanas y los límites de las personas dentro de la iglesia)”, aseguró.

¿Qué opinas de su idea para aumentar la asistencia a Misa?

[Ver: ¿Un milagro de Internet? Religiosa cuenta como el Beato Carlo Acutis salvó a su convento]

[Ver: ¿Por qué debo arrodillarme en la consagración durante la misa?]

Compartir:

Comentarios

comentarios

¿The gusta ChurchPOP?

Recibe nuestro contenido inspirador en tu bandeja de entrada cada mañana, ¡GRATIS!

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.