“Se desató el infierno”: familia regresa a la Iglesia después de vivir infestación demoníaca en su casa

por -
Casa
Créditos: Shane Gorski / Flickr

¡Siempre debes proteger tu casa! Recibimos una llamada desesperada de un hombre en Indiana (EE. UU. ) que era un bautista no practicante, y su esposa no era creyente. Tuvieron dos hijos.

Recientemente heredaron su hogar de familiares.

Se sabía que el hombre que vivía anteriormente en la casa había abusado sexualmente de menores y también estaba involucrado en el ocultismo. Murió en abril y se mudaron alrededor de junio.

Poco después de mudarse: “Se desató el infierno”… literalmente.

Vieron figuras oscuras y sombrías. Hubo descensos radicales de temperatura en lugares aislados de la casa, por ejemplo, de 21 grados a -1º C. El perro ladraba incontrolablemente. Los niños escucharon una “voz” desde el sótano llamándolos.

A menudo escuchaban ruidos y golpes extraños. Por la noche, hubo una “presencia” que llegó al pecho del padre y lo inmovilizó. No podía moverse y apenas podía respirar. Cuando eso sucedió, ordenó en voz alta: “¡En el nombre de Jesús, quítate de encima!” Hizo esto tres veces y todo se detuvo.

Continuaron escuchando fuertes explosiones y una voz que decía “hola” y silbidos. Parecía que alguien estaba saltando escaleras arriba y objetos colgando en la habitación.

La hija sintió que algo le tocaba la pierna y vio una sombra. Los cajones de la cocina se estaban cerrando. Escucharon sonidos como si alguien estuviera caminando. La esposa sintió un soplo de aire mientras estaba en el baño y parecía que algo se estaba bañando con ella.

El primer sacerdote que contactaron parecía escéptico. Preguntó si tenían ratones.

Obviamente estaban molestos y dijeron: “Estas cosas son muy reales, muy aterradoras y muy desagradables. Creo que hasta que alguien no experimente estas cosas, no entenderá por lo que estamos pasando y cómo afectó todo ” .

Toda la familia estaba aterrorizada y dormía junta en la misma habitación por la noche.

Fue una emergencia. Esto puede destruir una familia y su salud emocional. Así que inmediatamente me comuniqué con el sacerdote católico de la parroquia cercana. Dijo que estaba a punto de irse de vacaciones al día siguiente. Le expliqué la situación y dejó todo y exorcizó la casa esa noche. ¡Que Dios los bendiga!

Unos días después, me comuniqué con el padre de la familia. “¿Como están las cosas?” Él respondió: “ Yo diría que las cosas están mejor porque antes estaban muy mal. Regresaron los sonidos de pasos en el suelo y golpes. Pero no está tan mal ”.

Después de que el sacerdote regresó de las vacaciones, le pedí que exorcizara la casa por segunda vez, lo cual hizo. Ha pasado más de un año y todo sigue en la casa. La infestación demoníaca aparentemente ha terminado.

No cabía duda de que la casa estaba infestada. Primero, había una razón clara para la presencia de demonios.

El dueño anterior acosaba a los menores y practicaba el ocultismo: dos grandes puertas demoníacas. Básicamente eran personas sanas y la esposa ni siquiera creía en estas cosas (hasta hace poco).

Los síntomas informados eran signos clásicos de una infestación demoníaca. Y estaban tan aterrorizados que durmieron en la misma habitación. Afortunadamente, había un sacerdote generoso cerca que ayudó. Además, fue genial haber tomado solo dos sesiones. Con presencias demoníacas profundamente arraigadas, puede llevar más tiempo.

No es sorprendente que esta familia se siente ahora en los asientos delanteros de su iglesia los domingos. El padre me dijo: “Hemos desarrollado un vínculo muy fuerte con el sacerdote y otros miembros de la iglesia”.

Añadió: “Damos gracias a Dios y seguimos agradeciendo a Dios por las bendiciones que nos ha dado” .

¡Bendito sea Dios!

Este testimonio se publicó originalmente en el blog Exorcist.

[Ver: ¿Qué papel jugó la Iglesia Católica en la vida Lorraine Warren?]

[Ver: ¿La Virgen detuvo el fuego? Una imagen de la Virgen María queda intacta tras un voraz incendio]

Compartir:

Comentarios

comentarios