Familia con 6 hijos realiza el Camino de Santiago y descubre algo asombroso

Camino de Santiago
Créditos: Il Timone

¡Esta familia con 6 hijos realizó el Camino de Santiago! Michele y Elena, dos jóvenes esposos de Bologna, son padres de seis hijos y, para celebrar 10 años de matrimonio, decidieron recorrer un tramo del Camino de Santiago de unos 230 kilómetros con los niños. Desde Vila Do Conde, Portugal, hasta Santiago de Compostela.

El nacimiento de la idea de peregrinar por el Camino de Santiago

La idea le vino a Michele durante un momento de adoraciónDespués de una novena a Santiago, la pareja se reunió con varios “expertos” en el viaje que les dieron diversas indicaciones.

“La peregrinación con motivo del aniversario, de hecho, nos pareció la forma perfecta de agradecer estos 10 años juntos y todas las gracias que hemos recibido, con la certeza de que el camino nos haría más plenos, y al mismo tiempo de pedir perdón por cuando nos hemos desviado de la voluntad del Señor ”, explicó Elena a Il Timone.

“El camino une mucho”

“Primero que nada, el camino une mucho. Entonces pudimos darnos cuenta que en estos 10 años no nos hemos mentido como matrimonio: el viaje te despoja de cualquier tipo de vacilación, hay poco que hacer, pero no nos descubrimos diferentes de cómo nos conocíamos, con respecto a las ‘deficiencias’.

En cambio, descubrimos mutuamente que el otro (¡pero también nosotros en primera persona!) es mucho más grande, más hermoso y más fuerte de lo que a veces nos hace percibir la máscara de la vida cotidiana. Incluso los niños nos sorprendieron mucho por cómo estaban allí, demostraron ser más grandes y fuertes de lo que ya sabíamos ”.

El regalo de la felicidad

“Nos turnamos todos teniendo un momento de fracaso psicológico y descubrimos que no sabíamos estar a nuestro lado, amándonos de la mejor manera: es un regalo que hay que pedir al cielo. Así entendimos que la felicidad no es algo que se pueda ‘construir’, sino que es un regalo.

Incluso si ya hemos experimentado a Dios, no nos basta con recordar; lo necesitamos para que nos salve hoy y continuamente”.

“El nuestro es el tiempo de los laicos”

“Debo decir que hemos sufrido mucho por la ausencia de la Iglesia en este camino: iglesias cerradas, sin misa entre semana y misa dominical con dificultad, no pudimos confesarnos…

Pero esta falta ha despertado en nosotros un fuerte deseo, y oración constante, por una Iglesia santa y la impresión de que el Concilio Vaticano II ha comprendido bien que el nuestro es el tiempo de los laicos.

De ahí que haya surgido aún más el deseo de una gran vida, una vida santa, que se proponga a nuestros hijos, basada en la oración, en los sacramentos y en la palabra de Dios”.

¡Qué hermosa historia de peregrinación por el Camino de Santiago!

El artículo fue publicado originalmente en Il Timone.

[Ver: “El coronavirus acecha en la oscuridad, pero no tengas miedo”, la reflexión de un sacerdote para la pandemia]

[Ver: Abuelo y nieto peregrinan por el Camino de Santiago por tercera vez]

Compartir:

Comentarios

comentarios