¿Procesión dentro de un hospital? Devoción improvisada en tiempos de cuarentena

Procesión
Créditos: Cope Málaga, Captura de pantalla

¡Una procesión al alcance de los enfermos! El Domingo de Ramos termina la Cuaresma y empieza la Semana Santa, los días más importantes en la liturgia de la Iglesia. Sin embargo, este contexto de cuarentena y aislamiento por el coronavirus produjo la suspensión de todas las formas de devoción popular.

¡Pero el amor por Jesús se abre camino! En el Hospital Regional de Málaga, los trabajadores de la salud se las han arreglado para vivir este Viernes de los Dolores con la misma devoción de cada año.

Ante la imposibilidad de realizar una procesión en la vía pública, enfermeros del centro de salud se las ingeniaron para adaptar su amor a Cristo y su deseo de llevarlo a los demás a la cuarentena. ¿Cómo?

Aquí puedes ver el vídeo de esta creativa procesión

Un móvil conectado a un altavoz permite que una marcha, con sus corneta y tambores, ambienten la procesión. Trapeadores envueltos en papel de aluminio improvisan bastones y cruces, y hasta una un trozo de plástico simula una mantilla.

Mientras, un carrito de curaciones funciona como trono de una pequeña estatuilla de Jesús Cautivo que recorre los pasillos. Todo respetando la distancia entre las personas.

Previamente, cada enfermo recibió un clavel para que pudiera depositarlo ante la imagen de Cristo.

Alguien grita “¡Viva el cautivo!” y todos contestan “¡Viva!”

¡Esta procesión improvisada muestra cómo la fe se fortalece en los peores momentos!

[Ver: 10 cosas para pensar cuando no puedes recibir la Eucaristía]

[Ver: ¿Por qué debo arrodillarme en la consagración durante la misa?]

Compartir:

Comentarios

comentarios