Esta es la imágen de la Virgen que sobrevivió al estallido de la Bomba Atómica

Fuente: Wikipedia // El Greco / Wikipedia

Entre la semana pasada y esta, los países de Tailandia y Japón tuvieron la paternal y dulce presencia de nuestro San Padre, Papa Francisco. Fue una visita llena de júbilo y detalles hermosos. 

Uno de estos detalles ocurrió en la última Misa que el Papa celebró en Japón, el 24 de noviembre. Como cada una de sus últimas Misas en una visita, él usa una advocación mariana importante del lugar para mostrarlo en la celebración. La que usó esta vez tiene una historia asombrosa. 

Busto superviviente 

Como es muy conocido, en la mañana del 9 de agosto de 1945 Estados Unidos lanzó una Bomba Atómica en la ciudad de Nagasaki, en el contexto de la Segunda Guerra Mundial.

Ese día los católicos de Japón, y del mundo, celebraban la Solemnidad de la Asunción de María. Muchos estaban en la Catedral de Urakami, iglesia que tenía una estatua de la Virgen inspirada en la Inmaculada Concepción del pintor español Bartolomé Esteban Murillo.   

Estas personas murieron en el acto cuando, en plena oración, estalló la bomba a medio kilómetro de ellos. La Catedral quedó en ruinas, y la imágen de la Virgen quedó destrozada. Sin embargo, su busto no reventó. 

Según escribe ACI Prensa

“Cuando el busto fue hallado, el rostro de la Virgen parecía fatalmente dañado, con las cuencas de los ojos vacías, carbonizadas las mejillas y los cabellos, y con una brecha en el lado izquierdo de la cara que, según los creyentes, da la impresión de ser lágrimas de la Madre de Dios”. 

Virgen de Nagasaki o la Virgen Quemada  

Fue este busto el que fue usado como imagen mariana en la última Misa del Papa Francisco en su visita al Japón. Un busto que es importante para los católicos nipones, pues es un símbolo de la fe, de la resistencia.  

Fue llamada como la Virgen Quemada por obvias razones. Es tomada como un recordatorio que las puertas del infierno no podrán contra la Iglesia.

Busto de la Virgen María que sobrevivió a la bomba atómica y que hoy estuvo en la Misa del Papa Francisco en Nagasaki.
Compartir:

Comentarios

comentarios