¿Sabías que la primera enciclopedia fue hecha por un genio católico y santo?

Santo, Doctor, Padre de la Iglesia y, para muchos, el patrón (moral) del internet por su brillante trabajo: la primera enciclopedia del mundo.

En el siglo VI, un pueblo de origen bárbaro-celta invadió la España romana. Los bárbaros y sus costumbres, amenazaron la tradición e historia del pueblo romano en la península ibérica.

Sin embargo, hubo un obispo santo que, consciente del hecho de que esta invasión conduciría a la destrucción total de la cultura y la tradición católica española, escribió la primera enciclopedia. Su nombre fue, San Isidro de Sevilla (560¿? – 636). 

Su libro habló de la agronomía a la medicina, de la teología a la economía doméstica, pasando por las artes liberales, el derecho, la medicina, las ciencias naturales, la historia, la teología dogmática y moral. Por esta razón, muchos historiadores lo consideran el primer autor de una enciclopedia. 

Fuente: Amazon.

Su obra maestra

Su obra maestra, que influyó en gran medida en la cultura de la Edad Media, son las Etymologiae; una serie de veinte libros, una enciclopedia, que intentaba recobrar todos los conocimientos de la época.

Fue por este trabajo, compuesto por la etimologías de los diversos términos de su cultura, que se le declaró Padre y Doctor de la Iglesia.

Fuente: El Confidencial.

Estudiante perezoso

Pero él no siempre fue así. Al principio, era un estudiante perezoso que no estaba dispuesto a inclinarse sobre los libros escolares ¿Cómo se volvió un estudiante aplicado?

Como muchos compañeros, solía ir a la escuela y deambular por el campo. Un día se acercó a un pozo para calmar su sed y notó los profundos surcos tallados por la frágil cuerda en la piedra dura del borde. 

Al ver cómo una simple cuerda, con el tiempo, había tallado las piedras del pozo, entendió que también así la constancia y la voluntad del hombre pueden tener razón de los escollos más difíciles de la vida. Esto le animó a estudiar, a pesar de que le parecía difícil. 

Fuente: Bartolomé Esteban Murillo / Wikipedia

¡San Isidro, intercede por nosotros y nuestros estudios! 

Compartir:

Comentarios

comentarios