5 cosas que un católico puede hacer en Halloween

Silar, CC BY-SA 3.0, Wikimedia Commons

A estas alturas, muchos de nosotros hemos llegado a comprender que Halloween en realidad significa, en inglés antiguo, “All hallow’s eve”. Que en español signficia: “Vísperas de todos los santos”. 

Y es que para la Iglesia, el 31 de octubre vendría a ser un momento de preparación para que los fieles reciban la festividad del 1ero de noviembre, el día de todos los santos.

Sin embargo, las modas y el mundo puso énfasis en la celebración de valores anticristianos como la muerte, brujería, el mal, etc. De hecho, hay información que es un día importante para el satanismo. 

¿Cómo podemos, los católicos, celebrar de manera correcta el 31 de octubre? 

1. Ir a la confesión

Esto es apropiado por varias razones. Una, confesarse es apropiado antes de todas las fiestas principales de la Iglesia, y el Día de Todos los Santos es sin duda una de ellas.

Además, parte del significado de la Fiesta es recordar que nosotros, como Iglesia Militante, esperamos y nos esforzamos por convertirnos en miembros de la Iglesia Triunfante algún día. La confesión regular es una parte invaluable de ese proceso.

2. Rezar oraciones para recordar la vida eterna 

Prepararse para la muerte es un proceso de toda la vida, no es solo algo que hacemos en nuestras últimas semanas. Después de todo, ¡no sabemos cuándo es nuestro último día!

Muchas oraciones hermosas para una muerte feliz se encuentran en varios libros. Por ejemplo, está la oración hecha por San Juan Enrique Newman:

Oh mi Señor y Salvador, apóyame en mi última hora con los fuertes brazos de Tus sacramentos
y la fragancia de Tus consolaciones.
Deja que tus palabras absurdas se digan sobre mí,
y el aceite sagrado firme y selle mi cuerpo;
y deja que tu propio cuerpo sea mi alimento,
y tu sangre mi aspersión;
y deja que Tu Madre María venga a mí,
y mi ángel me susurre paz,
y Tus gloriosos santos
y mis queridos mecenas me sonríen, para
que en ellos y por todos ellos
pueda morir como deseo vivir,
en Tu Iglesia, en Tu fe y tu amor.
Amén.  Jesús mío, misericordia”.

3. Observa Halloween como un día de penitencia

¡La implementación de esta sugerencia es probablemente la más difícil de todas, ya que contradice la costumbre predominante de que Halloween es una fiesta para celebrar!

Y, sin embargo, el verdadero festival católico es el día siguiente, y tradicionalmente , una vigilia de solemnidad es un día de penitencia y preparación espiritual. Por lo tanto, es apropiado abstenerse de comer carne u otro placer.

Sin embargo, si tienes alguna otra celebración el día 31 que no sea , puede usar el día anterior como un día de penitencia.

4. Haga una lectura acorde a la temporada

Es recomendable tener lecturas que te hablen sobre la santidad, sobre la vida eterna y que nuestra misión es llegar al cielo. Estas lecturas (vidas de santos, devocionario, cartas de santos, etc),  pueden ayudarnos en la oración en el Santísimo, como al momento de rezar antes de dormir. 

En Haloween, en tu momento de oración, también ayudan, y de forma especial, pues es un momento de recordar que estás llamado(a) a vivir la eternidad con Dios. 

5. ¡Búrlate del mal!

Santo Tomás Moro nos recuerda que “El diablo, el espíritu orgulloso, no puede soportar ser burlado”.

Entonces, al final, celebrar los orígenes católicos de Halloween pueden ser un importante recordatorio anual de nuestra eventual muerte, y una forma correcta de burlarte del mal en sí. 

Compartir:

Comentarios

comentarios