¿Quién calificó los 7 pecados capitales, y listó las 7 virtudes que los combaten?

Jerónimo Bosch / Wikipedia

Algunos de nosotros conoce que la Iglesia enseña que hay 7 pecados capitales. Este listado de pecados se volvió tan famosa y simple de recordar que hasta el día de hoy hasta las culturas seculares suelen recurrir a ella.

Sin embargo, ¿de quién fue la idea de listarlos de esa manera? Dicha lista no se encuentra en la Biblia ¿Cómo se llegó a tener esta lista de pecados y virtudes?

San Gregorio Magno

No sorprende que sea uno de los Doctores de la Iglesia más famoso e importantes en la historia de la Iglesia quien haya hecho la famosa lista de pecados capitales. Así también, que él haya sido quien listó las virtudes que los combaten.

La Iglesia Católica adoptó esta calificación, dando crédito tanto a este santo como a San Juan Casiano, y los colocaron en el Catecismo (CIC).

Los 7 pecados capitales (CIC 1866)

Repasemos estos 7 vicios que atacan al ser humano:

  1. Soberbia: Satisfacción de la propia vanidad, es considerado como el más serio de los pecados.
  2. Avaricia: El hombre prefiere las cosas temporales que las cosas eternas. Es un pecado de exceso.
  3. Envidia: Desean tanto lo que el otro tiene que le desean el mal para poder apropiarse de aquello que anhelan.
  4. Ira: Sentimiento no ordenado, ni controlado, del odio y el enojo. Se manifiesta como una impaciencia excesiva con los demás.   
  5. Lujuria: Hábito descontrolado de lo sexual, tanto en los pensamientos como en la acción, como lo son la masturbación y relaciones sexuales fuera del matrimonio. 
  6. Gula: Hábito descontrolado del comer, no ordena sus impulsos naturales del apetito y come más allá de la nutrición requerida.
  7. Pereza: Apego al descanso de manera desordenada. A pesar de tener las fuerzas para trabajar y atender las responsabilidades, la persona perezosa prefiere reposar y no actuar.

Las 7 virtudes que las combaten

Cada uno de los pecados originales tiene una antagonista, que son las virtudes que llevan al hombre a buscar más a Dios que a sus pasiones inmediatas. Estas son:

  1. Humildad: Contra la soberbia. La persona humilde conoce lo que tiene, lo bueno y lo malo, y no busca ser mejor que los demás.
  2. Generosidad: Contra la avaricia. Es la tendencia ha preocuparte por ayudar a los demás antes de pensar en las cosas que te faltan.
  3. Caridad: Contra la envidia. Ayuda a los demás, la persona pone al otro y el alivio de sus necesidades antes que sus propios deseos.
  4. Paciencia: Contra la ira. Una persona ejercita la tranquilidad y el aceptar las diferencias con el otro.
  5. Castidad: Contra la lujuria. Es el adecuado uso de los placeres sexuales, sin denigrar la propia dignidad ni la de otros.
  6. Templanza: Contra la gula. Busca el lugar preciso de los placeres de la comida y otros placeres. Busca el equilibrio. 
  7. Diligencia: Contra la pereza. Busca que la persona cumpla con las metas que se propuso. 
Compartir:

Comentarios

comentarios