Estos son 5 datos que tal vez no conocías de los santos Zacarías e Isabel

Estos santos son muy conocidos por haber sido los padres de San Juan el Bautista, aquel llamado a preparar el camino del Mesías (Lucas 1, 17).

Sin embargo, hay muchos otros datos interesantes de la vida de ambos.

Irreprochables en los mandamientos del Señor:

San Lucas escribe que ambos eran considerados justos ante el Señor. Siendo Zacarías un sacerdote judío e Isabel descendiente de Aarón, el hermano de Moisés, guardaban los mandamientos y preceptos del Señor con mucho cuidado (Lucas 1, 5-6).

Isabel era estéril:

El milagro del nacimiento de San Juan es que su madre, de avanzada edad, no podía tener hijos, ya que era estéril. Ambos santos compartieron una vida donde solo tenían el uno al otro. Por eso, fue sorprendente que siendo muy viejos, Santa Isabel quede embarazada (Lucas 1, 7).

Zacarías se quedó mudo:

Siendo ambos ancianos y su mujer estéril, Zacarías pecó al no creer al Arcángel Gabriel cuando le anunció, en una visión, el futuro embarazo de su esposa. Ante esto, Dios le hizo quedarse mudo hasta que se cumpla lo que Él mandó (Lucas 1, 19-20).

Isabel pronunció parte del Ave María:

Cuando Santa Isabel se encontró con su prima Santa María, ella alabó a Dios por su poder y bendiciones. Entre sus palabras recitó lo que nosotros conocemos como parte del Ave María. Ella dijo: “Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu seno” (Lucas 1, 42).

El cántico de Zacarías:

Cuando nació su hijo, Zacarías recuperó la voz. Le preguntaron cómo lo llamaría. Él confirmó el nombre que su esposa había elegido: Juan. Cuando pudo hablar recitó una de las oraciones más famosas del cristianismo: El Cántico de Zacarías (Lucas 1, 67 – 79). Este es usado en la oración de las Laudes para agradecer a Dios por un nuevo día.

Pidamos la intercesión de los santos Zacarías e Isabel, para que podamos confiar en Dios y en sus caminos y aprendamos a gozar de sus obras en nuestra vida.

Compartir:

Comentarios

comentarios