Los 4 santos pasionistas más famosos

La Congregación de la Pasión, también llamados Pasionistas, se fundó en 1720 por San Pablo de la Cruz (cuya fiesta se celebra cada 19 de octubre) y el Venerable Juan Bautista de San Miguel.

Tienen unos  2500 miembros en todo el mundo y cuentan con conventos y seminarios en los cinco continentes. Su Casa General se encuentra en Roma junto a la Basílica de San Juan y San Pablo.

En sus casi 300 años de historia han tenido la gracia de tener muchos santos y beatos en su orden. Acá te presentamos a los más famosos:

Santa María Goretti
Quizás la santa más conocida de la espiritualidad pasionista. Nació en Italia en 1890, su familia era muy pobre y debió trabajar desde pequeña.

En su vida abrazó la espiritualidad pasionista. En 1902, a los 11 años de edad, fue atacada por un joven de nombre Alessandro Serenelli en un intento de abuso sexual. Ella prefirió morir antes de perder la pureza que consagró a Jesús.

Fue acuchillada y mientras agonizaba perdonó a su atacante. Pío XII la canonizó en 1950 y la definió como la “pequeña y dulce mártir de la pureza”. Su asesino se convirtió.


Santa Gema Galgani:
Nació en 1878 en Italia y su vida estuvo marcada por el dolor y la enfermedad. Sufrió incomprensión y marginación por su finura espiritual y su misticismo.

“Jesús; yo quiero llegar con mi voz hasta los últimos confines del universo para alcanzar a todos los pecadores y gritarles que entren todos dentro de tu Corazón”, dijo una vez la santa que también adoptó la espiritualidad pasionista.

Tuvo temporalmente los estigmas de la Pasión y las llagas de la flagelación en todo su cuerpo. Incluso tuvo tuberculosis en la columna vertical.

A pesar de todo el dolor, ella se mantuvo fiel a Dios y con deseos de ser consagrada pasionista. Lamentablemente su cuerpo no soportó más y murió el Sábado Santo en 1903 a los 25 años.  

San Vicente María Strambi:
Nació en Italia en 1745, fue ordenado sacerdote a los 22 años y entró a los pasionistas a los 24. Fue formador de los jóvenes pasionistas y autor de la biografía del fundador de su congregación.

Como Obispo de Macerata y Tolentino en 1801, reformó el clero y el pueblo con gran celo apostólico. Se negó a jurar fidelidad a Napoleón y defendió la libertad de la Iglesia ante el Estado.

Murió en 1824 a los 79 años habiéndose ofrecido a Dios para que no se lleve al Papa León XII al cielo.

San Inocencio de la Inmaculada Concepción:
Nació en 1887 en España. Ingresó a la casa de la Congregación a los 14 años. Años más tarde ingresó al noviciado. Fue diácono a los 22 años y fue ordenado sacerdote a los 30.

Fue enviado a varios pueblos españoles en misiones apostólicas. En 1934 fue a Turón para administrar la confesión a unos niños.

En el camino se topó con un rebelde de la Revolución de Asturias y fue asesinado. El Papa San Juan Pablo II lo nombró santo en 1990.  

Compartir:

Comentarios

comentarios