Partió a la casa el Señor misionero que vivió como San Francisco de Asís

por -
hermano Biagio

Biagio Conte era conocido como “el San Francisco de los pobres de Palermo”, una localidad de Italia. El jueves 12 de enero, el misionero laico que entregó su vida a Dios de una manera singular, falleció a los 59 años.

Conte elgió seguir a Jesús viviendo con los pobres y para los pobres. Su gran obra fue la Misión de Esperanza y Caridad, una institución que asiste a los más necesitados y les brinda la posibilidad de aprender un oficio.

El hermano Biagio tras la huella de San Francisco de Asís

El testimonio del hermano Biagio fue mucho más allá de una organización: optó por ser un pobre más entre los pobres, a veces incluso recibiendo críticas por eso. La figura de San Francisco de Asís fue la guía a lo largo de su vida.

El padre Pino Vitrano, el sacerdote que siempre estuvo a su lado comentó: “Después de la primera peregrinación a Asís, sobre las huellas de San Francisco, se dedicó a los pobres de Palermo. Una tarde pasó por la estación, vio gente durmiendo a la intemperie. Regresó a su casa, tomó un termo, un Evangelio, un saco de dormir y se unió a ellos. A sus padres les dijo simplemente: ‘Ahora sé lo que el Señor quiere de mí'”.

“Como empujado por un viento recio –recordaba el hermano Biagio- me puse a caminar, como peregrino, por las regiones de Italia hasta llegar a Asís, de san Francisco, en quien me sentí tan inspirado por su profunda humildad y sencillez y por haber dado su vida por Jesús y por nuestro prójimo. Durante el largo viaje me encontré con varias personas pobres y desaliñadas que me recordaron esos rostros pobres y sufrientes que vi en la ciudad de Palermo. Lentamente, comencé a comprender el proyecto de ‘Misión’: dedicar mi vida por los más pobres de los pobres“.

Además de la compañía y la asistencia material y espiritual, el hermano Biagio realizó varias protestas y ayunos, para sacudir la indiferencia de la sociedad ante la pobreza.

Nos hemos vuelto responsables y simpatizantes en producir nueva pobreza, nueva marginación, malestar mental, depresión, suicidios y nuevas personas sin hogar y refugiados a la deriva -expresó en una ocasión y agregó- está claro que los que hablan en estos tonos no siempre son bienvenidos…pero un día la verdad saldrá a la luz“.

Después de padecer y luchar contra un grave cáncer, el hermano Biagio falleció rodeado de muchas personas lo que querían y había ayudado.

¡Dale Señor el eterno descanso!

Síguenos también en:

Telegram
Instagram
Twitter

[Ver: El poder espiritual de las apariciones de Nuestra Señora: cómo los mensajes de María pueden guiarte en esta Cuaresma]

[Ver: 2 ocasiones en las que la Madre Teresa de Calcuta enseñó la importancia de la oración]

Compartir:

Comentarios

comentarios

¿The gusta ChurchPOP?

Recibe nuestro contenido inspirador en tu bandeja de entrada cada mañana, ¡GRATIS!

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.