La mística católica que era mormona, convirtió a cientos y podría ser santa

por -
Créditos: Mike McDevitt vía NCR.

Esta es la increíble historia de Cora Evans, una mística católica y Sierva de Dios que se convirtió del mormonismo, acercó a cientos de personas a la Iglesia Católica y podría ser santa.

Cora Evans nació en 1904 en Utah (Estados Unidos). Creció en una familia cuyos ancestros se remontan a los primeros pioneros mormones que se establecieron en Utah, y cuando era muy pequeña, se dice que tuvo visiones de Jesús y su madre.

Cora Evans: La mística católica que era mormona, convirtió a cientos y podría ser santa

Cuando era joven se casó en un templo mormón con su esposo Maclellan Evans. Sin embargo, al poco tiempo de contraer matrimonio se alejó del mormonismo rechazando una “doctrina que colocaba a los dioses hechos por hombres por encima del Dios de Abraham”.

“Después de diez años de búsqueda, encontramos al Único Dios Verdadero en la Iglesia Católica Romana”, confesó Cora.

En 1934, luego de perder a su tercer hijo, quedó postrada en la cama por problemas cardíacos recurrentes. En ese momento tuvo la oportunidad de escuchar a un sacerdote católico por la radio.

Tan pronto como estuvo lo suficientemente fuerte, Evans visitó la iglesia católica del pueblo para obtener respuestas a sus preguntas. Cuatro meses después, el 30 de marzo de 1935, se hizo católica; y al poco tiempo, estaba repartiendo volantes que desafiaban los conceptos erróneos sobre las enseñanzas de la Iglesia.

Sus acciones provocaron que cientos de personas visitaran la iglesia parroquial local, y varios obispos mormones fueron a su casa para debatir cuestiones de doctrina católica con el padre Edward Vaughn, pastor de la iglesia católica St. Joseph en Ogden.

Con el tiempo, Cora Evans allanó el camino para cientos de conversiones a la fe, según lo relatado por fuentes involucradas en la causa de canonización de Evans. Pero al mismo tiempo que acercó muchos a la verdadera Iglesia recibió un intenso rechazo de la comunidad mormona, a tal punto que su esposo perdió el trabajo y tuvieron que mudarse de ciudad.

Revelaciones privadas

En 1941 la familia se mudó a Los Ángeles, donde permaneció durante 15 años. A lo largo de este período, dijo McDevitt, Cora experimentó episodios de éxtasis espiritual que la acercaron a Jesús y Su madre. En 1947, según los informes, también recibió los estigmas.

De este período datan las revelaciones privadas registradas en el libro The Refugee From Heaven, donde narra visiones de la vida de Jesús, acontecimientos de los Evangelios e imágenes del Cielo.

“En ese éxtasis de alegría, donde los sentidos humanos están como muertos y el espíritu corre hacia Dios, María fue repentinamente envuelta en una luz trémula e indescriptiblemente brillante”, dice un pasaje del libro. “Esa luz, que se elevaba a través de ella como una torre de marfil hacia los cielos vista por el ojo espiritual, era demasiado brillante incluso para la mirada de los ángeles, quienes se escondieron fuera del santuario de la madre de Dios”.

Cora Evans falleció en 1957, 22 años después de recibir el bautismo en la Iglesia Católica. En 2012 se inició una investigación para abrir una causa de beatificación que se completará en enero de 2023 cuando la Santa Sede comience su revisión.

Este artículo fue traducido y adaptado de National Catholic Register.

Síguenos también en:

Telegram
Instagram
Twitter

[Ver: Descubre por qué ser monja es perfectamente bíblico]

[Ver: Coronilla de San Miguel Arcángel: oración para la lucha espiritual]

Compartir:

Comentarios

comentarios

¿The gusta ChurchPOP?

Recibe nuestro contenido inspirador en tu bandeja de entrada cada mañana, ¡GRATIS!

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.