Descubre la poderosa oración a las Manos Ensangrentadas de Jesús

por -
manos ensangrentadas de jesus
Créditos: The Assisi Project.

¿Conoces la devoción a las Manos Ensangrentadas de Jesús? Por Su gran amor por nosotros, Dios envió a Su Hijo Amado para salvar al mundo. La sangre de Cristo, derramada en su Pasión y muerte en la Cruz, fue el alto precio que nos rescató del pecado y nos devolvió a la unión con Dios.

En sus años de ministerio, Jesús pasó haciendo el bien y “sanando toda enfermedad y dolencia entre la gente”. (Mt 4, 23). Esas mismas manos que hacían prodigios y milagros fueron traspasadas en la cruz por los clavos e hicieron brotar la sangre divina, que nos lavó y nos redimió.

Descubre la poderosa oración a las Manos Ensangrentadas de Jesús

Entonces, si estás pasando por un período de mucha dificultad, ya sea en tu vida personal, profesional, familiar, espiritual, etc.; si la cruz es demasiado difícil de llevar, recuerda que Jesús está a tu lado, ayudándote y caminando contigo.

Reza esta poderosa novena a las manos ensangrentadas de Jesús y pídele la gracia que quieres alcanzar. Puedes orar durante nueve días seguidos por una intención en particular o ininterrumpidamente por devoción.

Oración a las Manos Ensangrentadas de Jesús

Jesús coloca Tus manos benditas, ensangrentadas, heridas y abiertas sobre mí ahora mismo.
(Haz tu pedido)
Me siento completamente impotente para seguir cargando mis cruces.
Necesito la fuerza y ​​el poder de Tus manos, que soportaron el dolor más profundo de ser clavado en la Cruz, para levantarme y sanarme ahora.
Jesús te lo pido no sólo por mí, sino también por todos los que más amo. Necesitamos desesperadamente sanación, física y espiritual, a través del toque consolador de Tus manos sangrientas e infinitamente poderosas. Reconozco, a pesar de todas mis limitaciones y la infinidad de mis pecados, que eres Dios Todopoderoso y misericordioso para actuar y realizar lo imposible.
Con fe y total confianza puedo decir:
¡Manos ensangrentadas de Jesús, manos heridas allí en la Cruz! Ven a tocarme. ¡Ven Señor Jesús!
Amén.

Luego rezar un Padre Nuestro y un Gloria, en agradecimiento por las gracias, bendiciones y milagros que serán concedidos.

¡Jesús, confío en ti!

Síguenos también en:

Telegram
Instagram
Twitter

[Ver: Dejada por muerta en un pozo, una joven musulmana dice que fue salvada por Jesús]

[Ver: Exorcista advierte sobre los graves peligros de practicar reiki]

Compartir:

Comentarios

comentarios

¿The gusta ChurchPOP?

Recibe nuestro contenido inspirador en tu bandeja de entrada cada mañana, ¡GRATIS!

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Victoria es periodista y editora asistente de ChurchPOP Portugués. Le encantan las películas, los libros, la música, la teología, la política ... la pizza. Escribe sobre cosas al azar, para que coincida con sus preferencias personales.