Los 3 sacerdotes que dieron su vida para salvar las vidas y las almas en el Titanic

Tres sacerdotes
Créditos: Twitter.

Un usuario de Twitter publicó recientemente fotos de tres sacerdotes heroicos que ofrecieron su vida por los pasajeros a bordo del Titanic antes de que se hundiera el 15 de abril de 1912.

Los sacerdotes optaron por ministrar a los pasajeros del barco en lugar de elegir un bote salvavidas para salvar sus propias vidas.

Los tres sacerdotes que dieron su vida para salvar las vidas y las almas en el Titanic

Tres sacerdotes
Créditos: @AdhucTecumSum, Twitter.

El tweet completo dice:  Los tres sacerdotes católicos a bordo del RMS Titanic que rechazaron lugares en los botes salvavidas, eligiendo en cambio dar sus vidas ministrando a los pasajeros que estaban atrapados en el barco”.

Los tres sacerdotes eran el padre Thomas Byles (42 años) de Inglaterra, el padre Josef Benedikt Peruschitz , OSB (41 años) de Baviera, y el padre Juozas Montvila (27 años) de Lituania. Todos los sacerdotes murieron en el barco y ninguno de los cuerpos fue recuperado.

En este sitio web dedicado al padre Thomas Byles, los sobrevivientes explicaron sus experiencias con el sacerdote en el barco. El Papa San Pío X incluso describió al padre Byles como “mártir” de la fe.

Esto es lo que dijo una sobreviviente que presenció cuando el barco se hundió:

“Cuando se produjo el accidente nos echaron de nuestras literas… Ligeramente vestidos, nos preparamos para averiguar qué había sucedido. Vimos ante nosotros, bajando por el pasillo, con la mano levantada, al padre Byles. Lo conocíamos porque nos había visitado varias veces a bordo y nos había celebrado la misa esa misma mañana.

‘Tranquilízate, buena gente’, dijo, y luego pasó por la tercera clase dando absolución y bendiciones…

Algunos a nuestro alrededor se emocionaron mucho, y entonces fue cuando el sacerdote volvió a levantar la mano y al instante se calmaron una vez más. Los pasajeros quedaron inmediatamente impresionados por el absoluto autocontrol del sacerdote.

Comenzó el rezo del rosario. Las oraciones de todos, independientemente del credo, se mezclaron y todas las respuestas, ‘Santa María’, fueron altos y fuertes”.

(Miss Helen Mary Mocklare, pasajera del Titanic de tercera clase)

Aquí está el testimonio de otra testigo sobre los tres sacerdotes:

“Cuando todo el entusiasmo se hizo terrible, todos los católicos a bordo desearon la ayuda de los sacerdotes con el mayor fervor. Ambos sacerdotes despertaron a los condenados a muerte para que dijeran actos de contrición y se prepararan para encontrarse con el rostro de Dios.

Ellos llevaron el rosario y otros respondieron. El sonido de la recitación irritó a algunos pasajeros, y algunos ridiculizaron a los que rezaban y empezaron a bailar a su alrededor.

Los dos sacerdotes estaban comprometidos continuamente dando absolución general a los que estaban a punto de morir. Los que entraban en los botes salvavidas fueron consolados con conmovedoras palabras.

Algunas mujeres se negaron a ser separadas de sus maridos y prefirieron morir con ellos. Finalmente, cuando ya no había más mujeres cerca, se permitió que algunos hombres subieran a los botes. Al padre Peruschitz se le ofreció un lugar que rechazó.

Aquí hay un video que describe brevemente a los tres sacerdotes:

¡Qué héroes estos tres sacerdotes! ¿Qué piensas de esta historia?

Síguenos también en:

Telegram
WhatsApp
Gab
Instagram
Twitter

O recibe nuestro contenido por correo electrónico[email protected]

[Ver: El Papa Francisco explica la “Oración de Jesús” que reza durante todo el día]

[Ver: Sacerdote explica los increíbles efectos de la adoración eucarística]

Compartir:

Comentarios

comentarios

¿The gusta ChurchPOP?

Recibe nuestro contenido inspirador en tu bandeja de entrada cada mañana, ¡GRATIS!

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.