Un examen de conciencia basado en la Anunciación que puedes probar esta misma noche

Créditos: Wikipedia.

Como sacerdote, rezo la Oración Nocturna (o Completa) todas las noches de la Liturgia de las Horas, una oración litúrgica que rezan los ordenados, consagrados y algunos fieles laicos.

Parte de la oración nocturna es un examen diario. La mayoría de las personas están familiarizadas con un examen de conciencia en el contexto de la preparación para el sacramento de la Reconciliación. El uso de un examen de esta manera resalta solo un aspecto, a saber, el negativo: nuestros pecados y faltas.

Un examen diario en el espíritu de San Ignacio es una revisión del día desde una perspectiva holística: ¿Dónde vi a Dios hoy? ¿Por qué estoy agradecido? Etcétera.

Mientras trato de hacer un examen diario, siempre busco un nuevo método. Como la Iglesia el 25 de marzo celebra la Anunciación del nacimiento de Jesús a María, propongo el siguiente examen basado en el evangelio de la Anunciación (Lucas 1: 26-38). Esta noche, mientras se prepara para ir a la cama, considere examinar el curso de su día a través del lente de las Escrituras.

Un Examen de conciencia basado en la Anunciación

1) El ángel Gabriel visitó a María de Nazaret con un mensaje de Buena Nueva.

  • El Señor nos envía mensajeros todos los días.
  • ¿Quién ha sido Gabriel para ti hoy?
  • ¿Cuál fue su mensaje?

2) El ángel dice: “El Señor está contigo”.

  • ¿Cuándo experimentó y sintió la presencia de Dios en su vida hoy?

3) El ángel dice: “No temas”.

  • ¿Ha habido angustia o preocupación indebida? ¿Qué era?
  • Ofrézcalo a Dios. Pídale que reemplace su miedo con paz.

4) El ángel dice: “Has hallado gracia ante Dios”.

  • Hoy, ¿hice o dije algo impropio del favor de Dios hacia mí como Su amado hijo o hija?

5) El ángel dice: “El Espíritu Santo vendrá”.

  • Reconozca cómo el Espíritu Santo estuvo presente a lo largo del día.
  • ¿Qué fruto del Espíritu manifesté?
  • ¿Qué don del Espíritu es lo que más necesito en este momento?
  • Pide Su guía mañana en todo lo que hagas.

6) El ángel dice: “Nada es imposible para Dios”.

  • Hoy, ¿dudé de la providencia de Dios? Arrepentirse. Celebra lo que Dios ha hecho por ti hoy, lo posible y lo imposible.

7) María dice: “He aquí la esclava del Señor, hágase en mí según tu voluntad”.

  • ¿Cómo he sido un sirviente hoy?
  • ¿Cómo espero que Dios me use mañana?
  • ¿Cuál es la voluntad de Dios para mí en este momento? ¿Esta semana? ¿Próximo mes? Pídale que le revele su voluntad.

Este artículo fue escrito por el padre Edward Looney para ChurchPOP.

Síguenos también en:

Telegram
WhatsApp
Gab
Instagram
Twitter

O recibe nuestro contenido por correo electrónico[email protected]

[Ver: El conmovedor abrazo místico de Jesús y María después de la Resurrección]

[Ver: Esta lista de pecados podría ayudarte con tu examen de conciencia]

Compartir:

Comentarios

comentarios

¿The gusta ChurchPOP?

Recibe nuestro contenido inspirador en tu bandeja de entrada cada mañana, ¡GRATIS!

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.