¿La Virgen María en un reclinatorio? Una llamativa sombra en el Sábado Santo

Virgen María
Créditos: Parroquia Beato Anacleto González Flores, vía Facebook

La fotografía de la sombra que parecería la Virgen María fue tomada el Sábado Santo en una parroquia de México durante la vigilia pascual.

En la imagen puede apreciarse un Cirio Pascual a la izquierda y una estatua de la Virgen de la Inmaculada Concepción en el centro. Lo más curioso de la fotografía tomada en la Parroquia Beato Anacleto González Flores, en Jalisco, México; es que la Virgen parecería estar arrodillada en un reclinatorio.

Seguramente algunas personas dirán que la sombra es una simple coincidencia de la proyección de la luz sobre la estatua de la Virgen María y el velón que está delante. Es posible.

Otros asegurarán que se trata de la mismísima Madre de Dios rogando por nosotros. ¡Pues no podríamos negarlo! Pero lo más curioso de la fotografía es aquello que nos recuerda sobre la cooperación de María a la obra de nuestra redención.

Virgen María, mediadora de todas las gracias

La Iglesia nos enseña que los santos, por estar en el cielo e íntimamente unidos a Cristo, “no dejan de interceder por nosotros ante el Padre. Presentan por medio del único mediador entre Dios y los hombres, Cristo Jesús, los méritos que adquirieron en la tierra” (CIC 956).

Si esto es cierto para los santos, lo es por sobre todos con la Santísima Virgen María. Ella, por su misión maternal para con los seres humanos, es nuestra intercesora en el cielo (CIC 969).

Su cooperación en nuestra salvación está sujeta a la única mediación de Cristo, pero por voluntad de Dios sirve para realizar su plan salvífico.

¿Cómo es la intercesión de Nuestra Madre? Es universal, porque es protectora de todos y en orden a cualquier género de gracias. Es infalible, porque ella obtiene siempre del Señor lo que le piden con su “omnipotencia suplicante”.

Pero además su intercesión es solícita, porque ella conoce mejor que cualquier otro santo nuestras necesidades, y se siente inclinada a satisfacerlas como solo puede una madre. Y por última, es perpetua, porque su inmenso amor hacia nosotros la mueve a venir en nuestra ayuda en todos los tiempos.

Sea algo sobrenatural o una bonita coincidencia, lo que nos comunica esta a imagen de esta sombra es una certeza que todos los católicos debemos tener: la Virgen María es nuestra madre, está ante Dios rogando por nosotros día y noche, más aún en estos tiempos de dolor y sufrimiento.

¿No es hermoso saber que nuestra madre siempre está pendiente de nosotros? ¡Qué regalo nos ha hecho Dios!

[Ver: ¿Qué significa que Cristo descendió a los infiernos? ¿Qué hizo allí?]

[Ver: La fantástica historia de cómo San Miguel Arcángel salvó a Roma de una peste]

Compartir:

Comentarios

comentarios

¿The gusta ChurchPOP?

Recibe nuestro contenido inspirador en tu bandeja de entrada cada mañana, ¡GRATIS!

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.