Conoce cómo el Rosario salvó estos jesuitas de la Bomba Atómica

por -
Milagro de Hiroshima
Fuentes: George Hodan / PublicDomainPictures.net // ACIPrensa

¡Se lo conoce como el milagro de Hiroshima! Muchos conocemos la historia de Japón, las bombas atómicas y la Segunda Guerra Mundial. En agosto de 1945, para ganar la guerra de una vez y por todas, Estados Unidos lanzó 2 bombas atómicas contra el país asiático, una en la ciudad de Hiroshima y la otra en Nagasaki. 

Estas fueron tan efectivas que, con tan solo detonar, mataron a 123 mil personas. Después, debido a su radiación, mataron a otras 123 mil personas más. Este fue considerado como una de las más grandes atrocidades de la humanidad. 

El Milagro de Hiroshima

Créditos: ACIPrensa

Aunque parezca increíble, en medio de esa masacre, ocurrió un milagro gracias al Santo Rosario. Este fue documentado por historiadores y médicos, y, según ACI Prensa, es conocida como el Milagro de Horishima

El 6 de agosto de 1945, fiesta de la Transfiguración, la bomba atómica llamada “Little Boy” cayó sobre Hiroshima. A pesar de matar a miles, y destruir la mayoría de las construcciones, esta no pudo asesinar a 4 sacerdotes jesuitas alemanes.

¡La bomba explotó cerca de donde ellos estaban! Uno de ellos, según narran las investigaciones, se encontraba ofreciendo Misa, otro estaba desayunando, y los otros dos estaban en la dependencia de una parroquia. 

Sus nombres fueron: Hugo Lassalle, superior en Japón, Hubert Schiffer, Wilhelm Kleinsorge y Hubert Cieslik.

Aquí te compartimos sus fotos:

Ni la radiación, ni la explosión

En el momento, y muy sorprendidos, los médicos que asistieron la ciudad días después, los curaron, pues sufrieron daños menores debido a los vidrios que volaron por todas partes.

Sin embargo, indicaron que lo más probable es que los sacerdotes morirían, o tendrían malformaciones graves, poco tiempo después debido a la radiación. Esto nunca se cumplió. 

En 1976, 31 años después de lo ocurrido, el Padre Schiffer acudió al Congreso Eucarístico de Filadelfia, Estados Unidos, para dar su testimonio y reportar que tanto él, como los otros 3 sacerdotes, seguían sanos, salvos y trabajando. 

El Rosario los protegió

Algo que los 4 religiosos indicaron en sus testimonios, es que tienen la seguridad de que fue la Virgen María quien los protegió debido a que rezaban todos los días el Santo Rosario. 

“Vivíamos el mensaje de Fátima y rezábamos juntos el Rosario todos los días”, explicaron estos sacerdotes en sus testimonios, según ACI Prensa.

¡Qué increíble el Milagro de Hiroshima! ¿Tú que crees?

Síguenos también en:

Telegram
Instagram
Twitter

[Ver: ¿Por qué Satanás odia tanto a la Virgen María y al Santo Rosario?]

[Ver: ¿Los católicos debemos creer en los fantasmas? Esto dice un sacerdote]

Compartir:

Comentarios

comentarios

¿The gusta ChurchPOP?

Recibe nuestro contenido inspirador en tu bandeja de entrada cada mañana, ¡GRATIS!

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.