Este sacerdote luchó hasta la muerte contra los comunistas por las tierras de su parroquia

Imagen referencial. Fuente: Pxhere

El sacerdote vietnamita Jean Baptiste Le Dang Niem, quien murió en abril de este año, a los 81 años de edad, es recordado por sus fieles, y por la mayoría de la población de Ho Chi Minh, capital de su país, como el sacerdote que venció al gobierno comunista. 

La lucha por las tierras

Según informó ACI Prensa, el gobierno comunista de Vietnam suele comprar tierras a muy bajo precio a sus pobladores, para luego revenderlas a precios elevados a adinerados o grupos de poder. 

En mayo del 2018, el gobierno indicó que estaría demoliendo edificios, y vendiendo nuevos terrenos. Dentro del anuncio, figuraba el terreno de la parroquia del sacerdote llamada Thủ Thiêm.

El sacerdote hizo todo lo posible, por mucho tiempo, para que esto no sucediese ¡Más de 1 año! Pues, en abril del 2019, se informó que el Comité de Relaciones Públicas y el Comité de A de Asuntos religiosos de la ciudad llegaron a un acuerdo y decidieron no demoler la iglesia por ser un “edificio histórico, cultural y religioso”. 

No era la primera vez que hacía esto

Doce días después de esta victoria, el sacerdote Jean Baptiste falleció debido a un derrame cerebral. Todos los fieles de la parroquia lo recuerdan como aquel principal promotor en defensa de su parroquia. 

No fue la primera vez que él se enfrentaba al gobierno de su país por esta razón, pues en una ocasión el gobierno quería hacer lo mismo con las escuelas administradas por las Hermanas Amantes de la Santa Cruz. 

En aquella ocasión, en silla de ruedas, el sacerdote acompañó a sus hermanas religiosas rezando el Rosario por las escuelas. Se habían juntado afuera de una de las instituciones para orar a pesar del mal tiempo. 

La escena en los noticieros de este sacerdote rezando el Rosario en plena lluvia impactó a todo el país.      

Una vez, en una entrevista, este sacerdote le dijo a los periodistas:

“En calidad de pastor de Thủ Thiêm, tengo el deber de gestionar la tierra de la parroquia y de sacrificar mi vida para proteger a la grey. La Biblia nos llama a ello, tenemos el deber de defender la verdad y la justicia. Somos los guías del pueblo de Dios, y sin embargo somos meros administradores parroquiales”.  

P. Jean Baptiste Le Dang Niem. Foto: Asia News.
Compartir:

Comentarios

comentarios