Estas son 3 cosas que quizás no sabías de San Juan Macías, el “ladrón del purgatorio”

Fuente: Cicero Moraes / Wikipedia / (CC BY-SA 4.0)

Cada 18 de septiembre se celebra a San Juan Macías, santo peruano también llamado como el “ladrón del purgatorio”. Se encargaba de la portería del convento dominico en Lima, y del cuidado de los mendigos, enfermos y desamparados.

Aquí te compartimos 3 datos que quizás no conocías sobre este santo:

1. No se apedillaba “Macías”

Nació en Ribera del Fresno, villa de Extremadura, España, el año 1585. Sus padres fueron Pedro de Arcas y Juana Sánchez. Ninguno de ellos se apellidaba Macías.

Lo que sucedió fue que quedó huérfano desde los 4 años, y desde muy pequeño tuvo que trabajar como pastor.

Los campos de pastoreo se llamaban “Macías”, y a los pastores los llamaban “los Macías”. De ahí su nombre, “San Juan Macías”.  

2. “Ladrón del Purgatorio”

Mientras trabajaba como pastor, sus biógrafos indican que él solía pedir por los difuntos. Pedía por sus almas para que puedan ir al cielo pronto. Por esto muchos lo llamaron “ladrón del purgatorio”.

Este hábito lo tuvo toda su vida. Durante 25 años, trabajó como portero en el convento de los dominicos, en ese puesto, rezaba interminables Rosarios por el alma del purgatorio. 

3. Milagro del arroz de Olivenza

Tras su muerte se le atribuye el milagro del arroz de Olivenza, que sucedió el 23 de enero de 1949. En la población extremeña de Olivenza, oeste de España, una cocinera de la Institución Hogar de Nazaret, Leandra Rebollo, invocó a San Juan Macías cuando faltaba comida para los pobres.

Entonces, el arroz comenzó a aumentar desmesuradamente en la olla siendo requeridas varias más para completar la comida. Este hecho fue reconocido como milagro oficial por la Iglesia 25 años después.

Compartir:

Comentarios

comentarios