Don Gianni Mattia: Sacerdote católico y … ¿clown?

Perfil de Don Gianni Mattia en Facebook

El sacerdote católico Don Gianni Mattia pertenece a la diócesis de Lecce, sur de Italia, y durante años tiene una misión completamente extraordinaria: ser un clown misionero entre los departamentos del hospital del que es capellán.

Don Gianni usa una bata blanca, y brinda asistencia y compañía mientra realiza obras de caridad a los enfermos, especialmente para aquellos que se preguntan dónde está Dios cuando sufren. 

Vocación misionera y de la sonrisa 

Desde 1998, Don Gianni es capellán del hospital “Vito Fazzi” de Lecce. Su vocación como misionero de la sonrisa nació gracias a una niña hospitalizada en la unidad de cuidados intensivos.

Al ver que podía ayudar dando alegría a los demás, decidió asistir a cursos de terapia clown. Terminado sus estudios, decidió organizar visitas clown en el hospital donde sirve. Obtuvo la adhesión de un gran número de voluntarios que, hoy, también operan en los hospitales de Galatina, Gallipoli y Casarano.

Gracias a los empleados del hospital, que querían donar parte de su salario a un Fondo de Solidaridad Permanente, en el 2001 crearon una organización sin fines de lucro llamado “Corazón y manos abiertas para quienes sufren”. 

“Corazón y manos abiertas para quienes sufren”

A lo largo de los años, la asociación ha llevado a cabo varios proyectos, incluido en el refugio para las familias de los pacientes, dirigido por la Comunidad de las Hijas de la Caridad.

En una entrevista con la Diócesis de Lecce, Don Gianni explica su servicio:

Mi contribución a ellos, sin embargo, no es solo sacramental. Intento más bien abordar sus necesidades. Mi acción, como la de los ministros extraordinarios que ofrecen su servicio dentro de la “V. Fazzi”, no se trata solo de una asistencia: en nuestra acción ofrecemos la dimensión de caridad, de servicio a los más pobres, a los que están solos y no se sienten respetados. En esencia, donde los servicios sociales no pueden llegar, tratamos de llegar allí como la Iglesia“.

¡Oramos por todos los voluntarios que dan sus vidas para acompañar y apoyar a los enfermos en los hospitales!

Compartir:

Comentarios

comentarios