Justin Bieber indicó cómo Dios lo ayudó a vencer su adicción a las drogas

Lou Stejskal, CC BY 2.0 , Wikimedia Commons / @justinbieber, Instagram / ChurchPOP

Justin Bieber alentó a sus seguidores a ser virtuosos después de revelar que comenzó a abusar de las drogas a los 19 años. En esta publicación de Instagram, Bieber admitió los efectos perjudiciales del estrellato infantil que sufrió.

Tengo mucho dinero, ropa, autos, galardones, logros, premios, y todavía no estaba satisfecho“, dijo Bieber en su testimonio.

Describió los efectos negativos del estrellato infantil, junto a los de una vida familiar inestable y rota.

Él agregó: “me llevó años recuperarme de mi fuerte adicción a las drogas“. Luego, le dio crédito a Dios, quien “me ha bendecido con personas extraordinarias que me aman por quien soy“.

Ahora estoy navegando por la mejor temporada de mi vida: ¡MATRIMONIO! Lo cual es una nueva responsabilidad increíble y loca”, comentó sobre su matrimonio con Hailey Baldwin. Se casarán, ahora por la iglesia, el 30 de septiembre en una ceremonia cristiana tradicional.

Aprendes a tener paciencia, confianza, compromiso, amabilidad, humildad y todo lo que parece ser un buen hombre.

Les comento todo esto para decirles que, incluso cuando las probabilidades están en tu contra, sigue luchando. Jesús te ama. Sé amable hoy. Sé valiente hoy. Y ama a la gente hoy, no según tus propios estándares, sino por el amor perfecto e inagotable de Dios”.

Aquí está la publicación completa a continuación:

Aquí te compartimos el texto traducido:

Es difícil levantarse de la cama por la mañana con la actitud correcta cuando uno está abrumado con su vida, su pasado, su trabajo, sus responsabilidades, sus emociones, su familia, sus finanzas, sus relaciones.

Cuando parece que hay problemas tras problemas tras problemas, comienzas a prever el día a través de lentes de ‘temor’ y anticipas otro mal día.

Un ciclo de sentimientos de decepción tras decepción, a veces incluso puede llegar al punto en el que ya no quieres vivir, donde sientes que nunca va a cambiar. Puedo simpatizar completamente contigo, pero no puedo cambiar mi mentalidad.

Soy afortunado de tener personas en mi vida que continúan alentándome a seguir adelante.

Verán, tengo mucho dinero, ropa, autos, reconocimientos, logros, premios, y aún no estaba satisfecho ¿Has notado las estadísticas de las estrellas infantiles y el resultado de sus vidas?

Hay una presión y una responsabilidad insanas sobre un niño cuyo cerebro, emociones, lóbulos frontales (toma de decisiones) aún no están desarrollados.

Sin racionalidad, desafiante, rebelde, cosas por las que todos tenemos que pasar.

Pero cuando agregas la presión del estrellato, te hace algo que es inexplicable.

Miren, no crecí en un hogar estable. Mis padres tenían 18 años [y] estaban separados sin dinero, todavía jóvenes y rebeldes también.

A medida que mi talento progresó y me volví ultra exitoso, que sucedió en un lapso de dos años, todo mi mundo se volcó de cabeza. Pasé de ser un niño de 13 años de un pueblo pequeño a ser alabado por el mundo de izquierda a derecha con millones de personas que decían cuánto me amaban y lo genial que era.

No sé sobre ti, pero la humildad viene con la edad.

Escuchas estas cosas lo suficiente cuando eres un niño y realmente comienzas a creerlo. La racionalidad viene con la edad, y también lo hace su proceso de toma de decisiones (una de las razones por las que no puede beber hasta que tenga 21 años).

Todos hicieron todo por mí, así que nunca aprendí los fundamentos de la responsabilidad. Entonces, en este punto, tenía 18 años sin habilidades en el mundo real, con millones de dólares y acceso a lo que quisiera.

Este es un concepto muy aterrador para cualquiera.

¡A los 20 años, tomé todas las malas decisiones que se te ocurrieron y pasé de ser una de las personas más queridas y adoradas del mundo a la persona más ridiculizada, juzgada y odiada del mundo!

Estar en el escenario, según los estudios, es una fiebre de dopamina más grande que casi cualquier otra actividad… por lo que estos altibajos masivos por sí solos son muy difíciles de manejar.

Vean a muchas bandas de giras, y verán que la gente termina teniendo una fase de abuso de drogas, y creo que se debe a no poder manejar los enormes altibajos que conlleva ser un artista.

Comencé a consumir drogas bastante pesadas a los 19 años y abusé de todas mis relaciones. Me volví resentido, irrespetuoso con las mujeres y enojado. Me volví distante de todos los que me amaban, y me escondía, detrás de una coraza, de una persona en la que me había convertido. Sentí que nunca podría cambiarlo.

Me ha llevado años recuperarme de todas estas terribles decisiones, arreglar relaciones rotas y cambiar los hábitos de relación.

Afortunadamente, Dios me bendijo con personas extraordinarias que me aman por quien soy. Ahora estoy navegando por la mejor temporada de mi vida: ¡¡MATRIMONIO!! Lo cual es una nueva responsabilidad increíble y loca.

Aprendes a tener paciencia, confianza, compromiso, amabilidad, humildad y todo lo que parece ser un buen hombre.

Te comento todo para decirte que, incluso cuando las probabilidades están en tu contra, sigue luchando. Jesús te ama.

Sé amable hoy. Sé valiente hoy y ama a la gente hoy, no según tus propios estándares, sino por el amor perfecto e inagotable de Dios”.

Compartir:

Comentarios

comentarios