El testimonio de este ex-transexual demuestra cómo el cambio de género daña a los niños

Fuente: Facebook

La página cristiana de Facebook, “Cristiano Conservador” compartió un video cuyo contenido deja mucho en qué pensar sobre la tendencia actual de cambiar de sexo a los niños. 

En este se muestra a Walt Heyer, un académico ex-transexual, que da testimonio de cómo las tendencias actuales de género y sexualización de los niños hace un terrible daño a estos pequeños. 

Testimonio

“Viví 8 años como una mujer llamada Laura Jensen después de someterme a una cirugía de reasignación de género en abril de 1983”, narró Heyer en el video.

Indicó además que esta “tendencia” de ser un género que no es, comenzó cuando tenía 4 años de edad, en 1944, cuando su abuela lo vestía como niña y le decía que se veía lindo y maravilloso.

Muchos años después, un psicólogo que bogaba por el cambio de género le indicó que la única forma de lidiar con lo que vivió de niño era cambiándose de género. “Bueno… confié en su conocimiento”, confesó Walt.

También dijo que la única razón por la que puede hablar en público al respecto es porque, después de 46 años de lidiando con su problema de identidad, él logró regresar a su género en 1990.

“Así que espero que no lo ignores [su testimonio], proviene de dolor, provienen de experiencia vivida. No estoy tratando de herir a nadie…”, indicaba Heyes. 

Tragedia en los niños

“Espero que las personas comiencen a darse cuenta, y empiecen a hablar, que no hay nada de bueno en absoluto de afirmar a alguien con el sexo opuesto porque le destruye la vida”, declaró Heyes.

Indicó que las personas trans son personas que están huyendo de un pasado determinado, de un evento traumante que les hizo no querer ser quienes eran en su momento.

Así que, en muchas de estas ocasiones, en vez de ayudar al niño o al joven en superar el dolor y reafirmar su valor, alientan a la persona a huir de sus problemas; y si cambiar de sexo ayuda a esto, pues se propone.

“No veremos las consecuencias de lo que están haciendo hoy, hasta 10 o 15 años después, y habrá alguien más hablando como yo, diciendo, fue horrible lo que me hicieron, nunca debí haberlo hecho”, predijo Heyes.

Te compartimos el testimonio completo:

Walt Heyer: promover el transexualismo es abuso infantil

Las personas con disforia de género tienen un mayor riesgo de depresión y suicidio. Pero los estudios más sólidos han demostrado que, después de someterse a procedimientos de reasignación de sexo, ese riesgo ya alto, no disminuye, sino que, de hecho, solo empeora. Como grupo, los transexuales con cirugías de reasignación de sexo tienen casi un 50% de probabilidades de intentar el suicidio, el más alto de cualquier subgrupo de la población en general. Sin embargo, por razones políticas y monetarias, las terapias de reasignación de sexo son precisamente lo que se está promoviendo como el único tratamiento para estas personas, incluyendo niños, y de hecho, existe un impulso para eliminar la disforia de género como un trastorno mental en los manuales médicos de diagnósticos. Escuche este poderoso testimonio, de Walt Meyer, una persona que él mismo vivió con disforia de género desde niño y se sometió a una cirugía de reasignación de sexo, y que ahora comparte su historia sobre la realidad de lo que es el movimiento "pro-trans": un movimiento que descuida curar a quienes lo necesitan desesperadamente, y en cambio, los destina a una vida de abuso, traumas y conflicto simplemente por motivos político-económicos. Imperdible!

Posted by Cristiano Conservador on Friday, July 5, 2019

Compartir:

Comentarios

comentarios