Así fue como 60 jóvenes sobrevivientes de cáncer agradecieron a Dios por sus vidas

Fuente: La Opinión de Málaga

Unas 56 familias españolas con un total de 86 niños, de los cuales 60 han padecido de algún tipo de cáncer, se encuentran realizando parte de la peregrinación llamada “Camino de Santiago”, específicamente la ruta llamada “Camino Francés”, cuya distancia total es de 770km. 

Su objetivo: dar gracias a Dios por el don de sus vidas. Dicha peregrinación los dirige a la Basílica de Santiago de Compostela, norte de España, donde la Tradición dice que se encuentran los restos del Apóstol Santiago.

¿Cómo tuvieron la idea?

Según informa la página La Opinión de Málaga, el viaje fue organizado por la Asociación de Voluntarios de Oncología Infantil (AVOI). Estuvo diseñado para aquellos que fueron pacientes del Materno Infantil del Hospital Regional de Málaga, sur de España.

El encargado del viaje, Juan Carmona, indicó que la idea surgió después de conversar con los padres de los niños hospitalizados. Él escuchó en muchas ocasiones que los padres decían que si sus hijos se recuperasen, los llevarían a realizar el Camino de Santiago. 

Y así sucedió, los 86 niños han sufrido y sobrevivido a enfermedades terribles como el cáncer, o están por terminar el tratamiento. Por esto, AVOI organizó la peregrinación para cumplir con este deseo. 

¿Es bueno para su salud?

Todas las medidas han sido tomadas. También hay que recordar que los niños están, o estarán pronto, fuera de todo peligro. Por otro lado, ellos no realizarán el camino completo de más de 700 km. Realizarán el último tramo, desde Portomarín hasta Compostela. 

Además, estos niños están protegidos por sus padres, quienes dieron consentimiento del viaje, y por voluntarios que tienen mochilas con medicación de emergencia según cada enfermedad que tengan los niños. El grupo suma un total de 200 personas.

El viaje comenzó el 22 de este mes, y actualmente se encuentran a tan solo 40 km de su destino.

Según informa COPE, el encargado comentó en el programa “La Tarde” que “los pies están doloridos, pero contentos. La jornada no ha sido muy dura, porque vas hablando con todo el mundo y, pese a ser muchos kilómetros, se pasa rápido. Lo peor es cuando llegan las cuestas, pero los niños están disfrutando mucho”.

Asimismo, también comentó lo que hacían los niños en el momento de la entrevista:

La mayoría están ahora descansando, sobre todo los padres. Porque hay unos cuantos niños que están jugando al fútbol pese a la caminata, otros han ido al parque de bomberos del pueblo para conocerlo…”. 

Compartir:

Comentarios

comentarios