Joven católico realiza uno de los sacrificios más grandes de todos

“Nadie tiene mayor amor que el que da su vida por sus amigos” (Juan 15, 13), indicó Cristo a sus apóstoles, y Kendrick Castillo, de la escuela secundaria STEM, lo tenía  muy en cuenta.

El pasado 7 de mayo una tiroteo ocurrió en dicha escuela ubicada en Colorado, Estados Unidos. Kendrick fue una de las víctimas de dicho tiroteo, pero no murió como todos los demás.

Cuando vio que el asesino estaba a punto de dispararle a sus amigos se aventó contra él y lo cargó. Esto salvó a sus compañeros que aprovecharon la oportunidad para salvarse. Lamentablemente el tirador, durante el forcejeo, le disparó.

Su padre, John Castillo, es miembro de los Knights of Columbus [Los Caballeros de Columbus], organización católica de caridad de Estados Unidos. Su hijo fue muy valiente al dar su vida por sus amigos.

La cuenta de Twitter de Catholic Connect publicó al respecto:

“Este joven niño se sacrificó para salvar a sus compañeros de clase de un tirador. Su padre (el hombre de la izquierda) es un miembro de los Knights of Columbus y estoy seguro de que este joven hubiera sido un excelente caballero. Verdadera caballerosidad, coraje, fe y sacrificio. Descansa en paz hermano”.

¡Descansa en paz Kendrick, Dios te bendiga valiente caballero!

Compartir:

Comentarios

comentarios