¿Cuántas veces Cristo se apareció después de la Resurrección según la Biblia?

No sabemos la cantidad exacta de veces que Cristo se apareció a los discípulos y apóstoles, pues hay que recordar que el pasaje bíblico Juan 20:30 indica:

“Jesús realizó en presencia de los discípulos otras muchas señales que no están escritas en este libro”.

Sin embargo, tenemos una idea de la cantidad ya que las Sagradas Escrituras documentan 10 apariciones a los discípulos de Jesús:

1. María Magdalena

“En esto, Jesús les salió al encuentro y les dijo: ‘¡Dios os guarde!’ Y ellas, acercándose, se asieron de sus pies y le adoraron. Entonces les dice Jesús: ‘No temáis. Id, avisad a mis hermanos que vayan a Galilea; allí me verán’” (Mateo 28, 9 – 10).

“Dicho esto, se volvió y vio a Jesús, de pie, pero no sabía que era Jesús. Le dice Jesús: ‘Mujer, ¿por qué lloras? ¿A quién buscas?’. Ella, pensando que era el encargado del huerto, le dice: ‘Señor, si tú lo has llevado, dime dónde lo has puesto, y yo me lo llevaré’. Jesús le dice: ‘María’. Ella se vuelve y le dice en hebreo: ‘Rabbuní’ – que quiere decir: ‘Maestro’” (Juan 20, 14 – 16).  

2. A los apóstoles en Jerusalen sin Tomás 

“Estaban hablando de estas cosas, cuando él se presentó en medio de ellos y les dijo: ‘La paz con vosotros’. Sobresaltados y asustados, creían ver un espíritu. Pero él les dijo: ‘¿Por qué os turbáis, y por qué se suscitan dudas en vuestro corazón? Mirad mis manos y mis pies; soy yo mismo. Palpadme y ved que un espíritu no tiene carne y huesos como véis que yo tengo’. Y, diciendo esto, les mostró las manos y los pies” (Lucas 24, 36-40).

“Al atardecer de aquel día, el primero de la semana, estando cerradas, por miedo a los judíos, las puertas del lugar donde se encontraban los discípulos, se presentó Jesús en medio de ellos y les dijo: ‘La paz con vosotros’. Dicho esto, les mostró las manos y el costado. Los discípulos se alegraron de ver al Señor” (Juan 20, 19-20).  

3. Discípulos de Emaús

“Aquel mismo día iban dos de ellos a un pueblo llamado Emaús, que distaba sesenta estadios de Jerusalén, y conversaban entre sí sobre todo lo que había pasado. Y sucedió que, mientras ellos conversaban y discutían, el mismo Jesús se acercó y siguió con ellos; pero sus ojos estaban retenidos para que no le conocieran. El les dijo: ‘¿De qué discutís entre vosotros mientras vais andando?’. Ellos se pararon con aire entristecido” (Lucas 24, 13-17).  

4. San Pedro

“que decían: ‘¡Es verdad! ¡El Señor ha resucitado y se ha aparecido a Simón!’” (Lucas 24, 34).

“que se apareció a Cefas y luego a los Doce” (1Co 15, 5).

5. A los apóstoles en Jerusalén con Tomás

“Ocho días después, estaban otra vez sus discípulos dentro y Tomás con ellos. Se presentó Jesús en medio estando las puertas cerradas, y dijo: ‘La paz con vosotros’. Luego dice a Tomás: ‘Acerca aquí tu dedo y mira mis manos; trae tu mano y métela en mi costado, y no seas incrédulo sino creyente’. Tomás le contestó: ‘Señor mío y Dios mío’. Dícele Jesús: ‘Porque me has visto has creído. Dichosos los que no han visto y han creído’” (Juan 20, 26-28).  

“que se apareció a Cefas y luego a los Doce” (1Co 15,5).

6. A los Apóstoles en Galilea

“Por su parte, los once discípulos marcharon a Galilea, al monte que Jesús les había indicado. Y al verle le adoraron; algunos sin embargo dudaron. Jesús se acercó a ellos y les habló así: ‘Me ha sido dado todo poder en el cielo y en la tierra’” (Mateo 28, 16 -17).

7. Lago Tiberíades, a siete de sus discípulos

“Después de esto, se manifestó Jesús otra vez a los discípulos a orillas del mar de Tiberíades. Se manifestó de esta manera” (Juan 21, 1).  

8. A más de quinientos hermanos a la vez

“después se apareció a más de quinientos hermanos a la vez, de los cuales todavía la mayor parte viven y otros murieron” (1Co 15, 6).

9. A Santiago Menor

“Luego se apareció a Santiago; más tarde, a todos los apóstoles” (1Co 15, 7).

10. A San Pablo 

“Y en último término se me apareció también a mí, como a un abortivo” (1Co 15, 8).

¿Sabes de otros momentos en que Cristo Resucitado se le apareció a sus discípulos?

Compartir:

Comentarios

comentarios