¿Sabías que existía una persona santa llamada San Tacita?

No, la verdad es que no. Nunca existió una persona santa llamada San Tacita… sin embargo, existía una santa italiana llamada Zita, y su fiesta se celebra cada 27 de abril.

Estos son 3 datos que quizás no conocías de Santa Zita:

1. “Eso le agrada a Dios”, “Eso no le agrada a Nuestro Señor”

Ella era muy obediente a su madre, y con ella aprendió a ser obediente a Dios. Cuando su madre quería que la niña haga algo le decía: “Eso le agrada a Dios”, y cuando quería que deje de comportarse mal, le decía: “Eso no le agrada a Nuestro Señor”. Ella, según estas palabras, actuaba o no.

2. Dejó que Dios la defienda de calumnias

Fue víctima de un intento de violación y se defendió arañando el rostro del agresor. Este fue al dueño de la casa donde ella trabajaba como sirvienta y la acusó falsamente de haberlo agredido sin razón.

Ella fue castigada y avergonzada en frente de todos; pero guardaba silencio y le entregaba su defensa a Dios. Tiempo después, su jefe se enteró de la verdad, castigó severamente al malhechor y pidió perdón a la santa enfrente de todos. Santa Zita lo disculpó.

3. Su cuerpo es incorrupto

Fueron tantos los milagros que sucedieron bajo su interseción que el Papa Inocencio XII la declaró santa en el siglo XVII. Cuando exhumaron su cuerpo, 300 años después de su muerte, este se halló incorrupto. Su vida, siendo sirvienta humilde que buscaba agradar solo a Dios, fue modelo para muchos.

Compartir:

Comentarios

comentarios

¿The gusta ChurchPOP?

Recibe nuestro contenido inspirador en tu bandeja de entrada cada mañana, ¡GRATIS!

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.