Al momento de enseñarle la fe a los niños, ¿se recomienda hablar del diablo?

El orador y autor católico australiano Jonathan Doyle reflexiona sobre esta pregunta, ya que hay fieles que temen que hablar de Satanás a los niños podría causarles mucha culpa, o podría ponerlos a merced del mismo demonio y tener ideas que los influyan a hacer el mal.

Según Doyle, no hablar de Satán a los niños, es una mala idea. Una de las cosas que el demonio no quiere es que se le sepa detectar y se sepa cómo actúa en las personas.

Claro está, la idea no es hablar del demonio todo el tiempo, y siempre se debe estar atento al contexto del momento.

Pero como cristianos, debemos tener en cuenta que existe el mal, y que el demonio es el origen de este. Si Jesús lo nombró y lo enfrentó cara a cara, ¿quienes somos nosotros para estar a salvo de su presencia?

La forma de enseñar sobre el demonio es importante, ya que siempre se debe tratar de darle una perspectiva esperanzadora al tema del combate espiritual. Se debe enseñar que Dios es más poderoso que el demonio con tanta firmeza como se enseña sobre la existencia de este ser maligno.

“Me gusta señalar que, teológicamente hablando, Satanás no puede vencer ninguna batalla final. Todo lo que puede hacer es esperar a las personas de Dios”, indicó Doyle.

Uno de los comentarios al video* del autor fue hecho por una religiosa, la hermana Helena Burns. Ella aportó al contenido del material indicando:

“Cuando entrevisté al Padre Amorth sobre esto, le pregunté: ‘¿Cómo deben los padres enseñar a los niños sobre Satanás?’. Él dijo: ‘Enseñen a los niños todo sobre Dios. Luego, cuéntenles que hay una decisión de deben de tomar: pasar la eternidad con Dios, quien los ama, o con Satán, quien no los ama’”.

*Para ver el video con subtítulos en español, apretar el símbolo de la tuerca, luego en “subtítulos”, luego en “traducción automática”. Finalmente, buscar la opción de “español” y apretar.

Compartir:

Comentarios

comentarios