¿Por qué los católicos le rezan tanto a los santos como a Dios?

por -
santos católicos
Fuente: Imaginería Religiosa San Juan de Dios

Es común escuchar que la Iglesia Católica practica la idolatría, entre otras razones, porque los católicos , además de rezarle a Dios, pedimos la intercesión de los santos.

En sí, sería lógico y válido cuestionar: ¿por qué rezarle a los santos si podemos hablar directamente con Cristo?

Acá te compartimos 5 razones por las que cualquiera puede rezar y pedir la intercesión de los santos.

Argumentos en favor de la intercesión de los santos

1. La oración de los santos y mujeres son poderosas

Según el Apóstol Santiago, existiría un especie de rango en cuanto el poder de la oración. La de los ancianos de la Iglesia, en especial el de las personas justas, tienen un gran poder en sus efectos (St 5, 14-18; 1 Tim 3: 1-13; Tito 1: 7; 1 Tim 5:17). Los santos, al ser aquellos que nos han precedido al cielo, tendrían un gran poder en su oración por nosotros.  Eso es la intercesión de los santos. 

2. Desde el cielo ellos siguen siendo parte del Cuerpo de Cristo

En la Biblia también se indica que en el cielo los ancianos, o los santos, se postran ante el Cordero y oran (Apocalipsis 5, 8; Apocalipsis 8, 3-4). En el cielo se perfeccionan y adoran a Cristo, porque siguen siendo parte de su Cuerpo Místico; el mismo al que pertenecemos nosotros acá en la tierra. A esto se le denomina la comunión de los santos.      

3. En especial la Virgen María

Si creemos que los santos, por poder de Dios, son persona venerables por su amor a Él y al prójimo, y por su entrega a la misión de Dios, ¿quién le negaría esa realidad a la Virgen María, Madre de Dios? Ya desde las Sagradas Escrituras se la trataba de “Llena de Gracias” o “Bienaventurada por todas las naciones” (Lc 1,28; Lc 1, 48-49). Y si en la intercesión, los santos tienen la capacidad de hablarle a Dios por nosotros, ¿por qué no la Virgen?

4. Están al tanto de lo que vivimos en la tierra y se preocupan por nosotros

Todos estamos llamados por Dios para orar unos por otros, los santos no son la excepción. Ellos saben de nuestras intenciones, y las comparten con Dios. No por mérito propio, sino por Su poder (Hebreos 12: 1; Apocalipsis 6: 9-10). En la Biblia hay varios momentos en los fieles, estando muertos, demuestran interés por los que viven y en sus necesidades (Mt 17, 1-3; Mc 9, 4;  Lc 9, 30-31; Apocalipsis 11, 3-13; 1 Sam 28, 7-20; Mt 27, 50-53; 2 Macabeos 15, 13-16).

5. Los santos practican la caridad y oran por nosotros

Al ellos estar en el cielo junto a Dios, al estar pendientes de nuestras necesidades y estar dispuestos a  la intercesión, practican la caridad y nos ayudan. En varias ocasiones en la Biblia se demuestra cómo se invita a los santos, tanto en la tierra como en el cielo, a orar y amar los unos a los otros. Ellos, al estar de frente a Dios, tienen más efectividad en sus oraciones, y nos pueden dar una mano en nuestra vida espiritual.    

Síguenos también en:

Telegram
Instagram
Twitter

[Ver: Los sellos del Apocalipsis: 7 signos para reconocer el fin del mundo]

[Ver: ¡Arrepiéntete, el Fin está cerca! El apocalíptico significado del Adviento]

Compartir:

Comentarios

comentarios

¿The gusta ChurchPOP?

Recibe nuestro contenido inspirador en tu bandeja de entrada cada mañana, ¡GRATIS!

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.