¿Eres un falso devoto de la Virgen María? Cuidado con estos 7 tipos

Devoto
Créditos: Wikipedia

¡Así sabrás si eres un falso devoto! Los católicos sabemos que la Virgen María es nuestra Madre y solemos tener hacia ella un cariño muy especial.

Sin embargo, este cariño se puede distorsionar y San Luis de Montfort, uno de los santos más notables por su amor a la Virgen, enumeró siete tipos de devociones marianas que deberíamos evitar.

¡Para saber si debes cambiar el tipo de devoto que eres lee esta lista!

El crítico

El santo también los llama “Eruditos orgullosos”. Tiene una cierta devoción a Santa María, pero critica las devociones que no se parezcan a la suya. Solo encuentra fallas en las devociones ajenas.

Escrupuloso

Son aquellas personas que tienen miedo de tener una devoción a Santa María pensando que esto deshonraría a Jesús.  Piensan que solo se debe honrar y tener devoción a Cristo.

Devoto externo

Es aquellas persona que piensa que su devoción se sostiene por acciones, y no por su experiencia en el interior. No hay un cariño sincero hacia la Madre, solo hace lo que tenga que hacer para cumplir con ella.

El presuntuoso

Confía en que por ser hijo de Dios y tener devoción a María, pueden estar tranquilo en su pecado porque ya está perdonado. No hay un sincero cambio en su actuar pecaminoso, y se siente tranquilo por tener una devoción mariana.

Inconstante

Como ya lo indica el nombre, es aquella persona que no es constante en su devoción a María. Dependiendo de qué siente o lo que pase en su día, se siente más o menos devoto.  

Hipócrita

Este es distinto a los devotos presuntuosos, quienes no ocultan su vida de pecado pero piensan que son salvos por su devoción. El hipócrita es el que oculta su vida de pecado bajo la apariencia de santo. Y sustenta su santidad en ser devoto a la Virgen.

El devoto interesado

Los devotos interesados son aquellos que solo recurren a la Madre para hacerles una demanda. Si ella no les concede este favor, o se resienten y no vuelven, o piensan que otro día se los dará. Y si ella se los otorga, ellos disfrutan el beneficio y luego se olvidan de su “amor” a María.

Recuerda que estos errores los podemos cometer y no podemos juzgar a nadie por esto. Acompañemos con caridad a los demás y pidamos misericordia a Dios para que nos ayude a levantarnos y seguir andando.

¡Reina concebida sin pecado original, ruega por nosotros!

Síguenos también en:

Telegram
WhatsApp
Gab
Instagram
Twitter

O recibe nuestro contenido por correo electrónico[email protected]

[Ver: La gran promesa sobre el Corazón de María que la Virgen de Fátima hizo a Lucía]

[Ver: Así vivieron la vigilia pascual los Apóstoles, María y las santas mujeres según una vidente católica]

Compartir:

Comentarios

comentarios

¿The gusta ChurchPOP?

Recibe nuestro contenido inspirador en tu bandeja de entrada cada mañana, ¡GRATIS!

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.