Las 3 razones por las que San Antonio María Claret decidió ser sacerdote

Fueron 3 eventos importantes en la vida de San Antonio María Claret los que Dios utilizó para hablarle al corazón y así mostrarle su vocación. Estos fueron:

Un chisme

San Antonio María Claret tenía un amigo muy cercano que sufría del vicio del juego. Este le robó sus ahorros y también unas joyas valiosas.

La policía dio con el ladrón y lo encarcelaron. Sin embargo, la gente empezó a chismosear y sospechar de que San Antonio era cómplice de su amigo. Esto  hizo que tenga antipatía por el mundo, las amistades interesadas y las riquezas.

Milagro en la playa

Un día, San Antonio fue a la playa y refrescó sus pies en la orilla. De pronto, una ola gigantesca lo llevó mar adentro. Mientras se ahogaba gritó: “¡Virgen Santa, salvadme!”.

Sin explicación alguna, se encontró de nuevo en la orilla y sus ropas se encontraban totalmente secas.

Tentación de infidelidad

En una ocasión visitó a un amigo, tocó su puerta y la esposa le dijo que su amigo no se encontraba.

La mujer se sintió atraída por San Antonio y le propuso sostener una relación de infidelidad. Él se negó y huyó del lugar a pesar de la insistencia de la mujer. San Antonio relacionó este evento con las palabras del Evangelio: “¿De qué le vale al hombre ganar todo el mundo si pierde su alma?” (Mt 16, 26).

Así fue que decidió alejarse de las tentaciones mundanas y de su corrupción. Se hizo sacerdote cartujo y comenzó su vida de misión, evangelización y oración.

Compartir:

Comentarios

comentarios

¿The gusta ChurchPOP?

Recibe nuestro contenido inspirador en tu bandeja de entrada cada mañana, ¡GRATIS!

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.