5 ejemplos de cómo actuaron los ángeles guardianes a lo largo de la historia

Fuente: "El Sacrificio de Isaac" (1657 - 1659) por Juan de Valdes Leal

La existencia del ángel guardián  es una verdad de fe, lo defiende tanto la Escritura como la Tradición. Ellos son servidores y mensajeros de Dios, y -como recuerda el Catecismo- le pertenecen.

Ellos están para proteger y acompañar a la Iglesia, de manera personal y comunitaria. Según San Basilio Magno, cada uno tiene a su lado un ángel como defensor y pastor.

Es el ángel custodio o ángel de la guarda. Y así como a ti, han estado ahí para ayudar a grandes hombres y mujeres de la historia de la salvación.

Aquí algunos ejemplos:

Lot:
En el Antiguo Testamento se cuenta que una noche los ciudadanos de Sodoma rodearon su casa para atacar a los ángeles que había hospedado. Lot encaró a la muchedumbre pidiéndoles que se vayan y en respuesta trataron de lincharlo. Justo en ese momento los ángeles de la casa lo salvaron y ayudaron a escapar de ahí.

Abraham:
En el famoso momento en el que Abraham estaba a punto de sacrificar a su hijo, Dios lo detuvo. Fue un ángel quien le dijo que no alargue su mano contra su hijo y le dio el mensaje de la satisfacción de Dios al ver la fe de Abraham.

San Pedro:
Poco después del martirio de Santiago el Mayor, el apóstol fue encarcelado por su fe en Jerusalén. Se encontraba encadenado y custodiado por dos guardias. Una noche, un ángel se le apareció y en el acto sus cadenas cayeron. Sin que los soldados puedan darse cuenta, lograron sacarlo de ahí.

Santa Teresita del Niño Jesús:
La santa no le pedía a Dios ver a su ángel o tener momentos místicos con él. No lo necesitaba, porque sabía que su ángel existía y la acompañaba. Incluso le escribía poesías. Su poema número 46 está dedicado a su ángel de la guarda. Le llamaba y pedía: “Ángel bello, dame tus santos ardores”.

San Pío de Pietrelcina:
La relación con su ángel de la guarda era muy activa, tanto que el santo pensaba que todas las personas podían ver a sus propios custodios. Su ángel lo ayudaba a recibir y leer cartas de fieles pidiendo su auxilio. Contó que su ángel rezaba con él por las mañanas y recibía mensajes de los ángeles guardianes de sus hijos espirituales. Para así ayudarlos en su labor de protegerlos.

Hoy se celebra el día de los Ángeles Custodios. ¿Sabes que tu ángel guardián está a tu lado? Él te protege, acompaña y vela por ti. Dios te ama mucho, y esta es una de sus tantas formas de expresarlo: mandar seres celestiales a luchar contra las tentaciones del demonio.    

Compartir:

Comentarios

comentarios