5 Mitos acerca del Papado que mucha gente aún cree ¡y tal vez tú también!

por -
Dominio público.

El papado es uno de las más distintivas características del catolicismo. Desafortunadamente, también es una de las más malinterpretadas.

Es importante saber que estos mitos son acerca del oficio del papado, no mitos sobre algún pontífice en particular. Estos so 5 de los mitos más comunes acerca del papado.

Mito 1: El Papa es siempre infalible

Verdad: Las condiciones para que la enseñanza del papa sea infalible fueron definicas en en Primer Concilio Vaticano en 1870: él es infalible “cuando, ejerciendo su cargo de pastor y doctor de todos los cristianos, en virtud de su Suprema Autoridad Apostólica, define una doctrina de Fe o Costumbres y enseña que debe ser sostenida por toda la Iglesia…”

Muchos papas nunca invocaron su infalibilidad pontificia (a menos que cuentes las canonizaciones). Eso no significa que los católicos puedan ignorar lo que el papa está enseñando; solo significa que podría no ser infalible (a menos que lo que esté enseñando ya haya sido definido infaliblemente anteriormente).

Mito 2: El Papado no está en la Biblia

Verdad: De hecho, el papado fue establecido por Cristo mismo en las Escrituras. Mucho se puede decir al respecto, pero si quieren profundizar en la enseñanza bíblica acerca del papado les recomendamos leer nuestro artículo 6 pruebas bíblicas de que San Pedro fue el primer Papa.

Mito 3: El Papa es necesariamente una persona santa

Verdad: En primer lugar, la Iglesia Católica nunca ha enseñado que todos los papas sean santos. Los papas son seres humanos pecadores que necesitan de la gracia de Dios tanto como el resto de la humanidad.

Además, los poderes del papado dependen enteramente de Cristo y su gracia, no de la inteligencia, santidad o sabiduría (o falta de esta) de la persona que ocupe el papado. Dios puede usar incluso a personas muy pecadoras para sus propósitos.

Finalmente, el hecho de que la Iglesia siga viva a pesar de que muchos de sus líderes no hayan sido el mejor ejemplo de cristianos, es una prueba de que esta Iglesia es verdaderamente comandada por Cristo.

Mito 4: El Papa puede agregarle cosas a la Palabra de Dios

Verdad: De hecho, la Iglesia Católica enseña que la revelación divina pública ya ha sido completamente revelada, y la tarea de la Iglesia, incluyendo al papa, es simplemente preservarla, interpretarla y predicar el Evangelio a todas las naciones.

Como lo enseña el Concilio Vaticano II, el Magisteriod e la Iglesia “no está sobre la palabra de Dios, sino que la sirve, enseñando solamente lo que le ha sido confiado, por mandato divino y con la asistencia del Espíritu Santo la oye con piedad, la guarda con exactitud y la expone con fidelidad, y de este único depósito de la fe saca todo lo que propone como verdad revelada por Dios que se ha de creer”. (DV 10)

Así que el papa no tiene autoridad para agregar algo a la Palabra de Dios, solo puede interpretarla fielmente y predicarla a su generación.

Mito 5: El Papado es un grado especial de orden sagrada

Verdad: Actualmente solo existen 3 grados de órdenes sagradas: diáconos, presbíteros y obispos. Otros títulos como cardenal, arzobispo, patriarca o papa son oficios que un obispo puede ejercer. Pero sacramentalmente hablando, el papa es simplemente un obispo como otros obispos y tiene los mismos poderes sacramentales.

Si ya es obispo, un papa recién electo no es ordenado papa; él simplemente asume el oficio de obispo de la diócesis de Roma y haciéndolo recibe todos los poderes y autoridades que vienen con dicho cargo. Si renuncia al oficio papal (como en el caso de Benedicto XVI), él pierde los poderes papales pero mantiene los de obispo emérito.

¿Qué más agregarías a esta lista?

[Ver: 7 datos curiosos que no sabías sobre los Papas]

[Ver: La controversia de la primera fotografía de un Papa]

Compartir:

Comentarios

comentarios

¿The gusta ChurchPOP?

Recibe nuestro contenido inspirador en tu bandeja de entrada cada mañana, ¡GRATIS!

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.