2 ocasiones en las que la Madre Teresa de Calcuta enseñó la importancia de la oración

Madre Teresa
Wikipedia / Dominio Público.

La oración es fundamental en la vida del cristiano. Es por eso que la Madre Teresa de Calcuta no dudaba en enseñar la importancia de esta práctica cuando veía que algunas cosas no iban muy bien.

Disfruten de estas anécdotas.

Oren el doble decía la Madre Teresa

En una ocasión la santa visitó a unas religiosas. Ellas, al notar que tenían mucho trabajo que hacer, decidieron reducir su tiempo de oración.

Cuando la Madre se enteró de esto les preguntó:
– “¿Cuánto tiempo oran al día?”
– “Una hora” – contestó una de ellas.
– “Muy bien, a partir de mañana que sean dos” – contestó la Madre Teresa.

Para amar a los pobres

Cuenta el arzobispo Angelo Comastri, recordando un encuentro que tuvo con la Madre Teresa:

“Ella me miró con dos ojos límpidos y penetrantes. Luego me dijo:
– ‘¿Cuántas horas reza por día?’.

Me quedé muy sorprendido por tal pregunta e intentando defenderme le repliqué:

– ‘Madre, de usted me hubiera esperado un reclamo a la caridad, una invitación a amar a los pobres, ¿por qué me pregunta cuántas horas rezo?’.

La Madre Teresa me tomó las manos y las apretó entre las suyas, casi como para transmitir lo que tenía en el corazón; luego me confió:

– ‘Hijo mío, sin Dios somos demasiado pobres para poder ayudar a los pobres. Recuerda: yo soy sólo una pobre mujer que reza. Rezando, Dios pone en mí su Amor en el corazón y así puedo amar a los pobres, ¡orando!’”.

¿Y tú? ¿Cuánto oras al día?

[Ver: ¿Quieres liberar a tu país del poder del demonio? El padre Fortea te explica una oración especial]

[Ver: Los mensajes sobrenaturales de la Virgen en la visión de San Nicolás]

Compartir:

Comentarios

comentarios

¿The gusta ChurchPOP?

Recibe nuestro contenido inspirador en tu bandeja de entrada cada mañana, ¡GRATIS!

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.