Cuadro de la Virgen “salvó” a un sacerdote de un ataque demoníaco

por -
Cuadro
Créditos: Padre Gabriel Vila Verde vía Facebook.

Un sacerdote reveló que un cuadro de la Virgen María impidió que una persona poseída atacase y lastimase a un párroco.

El padre Gabriel Vilaverde, sacerdote de la arquidiócesis de San Salvador de Bahía (Brasil) compartió un post en Facebook donde cuenta cómo un sacerdote pudo salir ileso de un ataque con un cuchillo por una gracia concedida a través de la Virgen María.

Cuadro de la Virgen “salvó” a un sacerdote de un ataque demoníaco

“Esta cuadro que ves en mis manos, es una clara señal de la protección de la Santa María en la vida de sus hijos. Pertenece a la comunidad de Alianza de la Misericordia y trae consigo una historia escalofriante“, comienza relatando el padre Gabriel.

“El padre João Henrique, uno de los fundadores de la Alianza, solía acoger a personas que vivían en la calle en su casa. Adictos, mendigos y todo tipo de personas que sufrieron, fueron recibidos en su pequeño hogar”.

A continuación relata una situación impactante: “Uno de ellos, llamado Pedro, sufría de una enfermedad espiritual. Vivió entre las drogas durante 18 años. Su madre, cuando era bebé, asistió a casas de ocultismo y dedicó a su hijo al ‘exus’, poniendo sangre de cabra en el biberón. Se acostumbró a beber sangre de animales o de gente de la calle, y cuando no lo hizo, se cortó con un cuchillo y bebió su propia sangre. En realidad, fue el enemigo actuando en él”, comenta.

“Un día, cuando el padre João estaba tomando café con sus hermanos- continúa narrando el padre Gabriel-, [el niño] se despertó y salió de la habitación con un cuchillo en las manos, diciendo: ‘¡Mira lo que he encontrado! Voy a volver a beber sangre. Quería cortar a uno de ustedes por la noche, pero no tenía fuerzas’. Se cortó el brazo. El Padre, más que apresurado, contenía al niño y comenzó a orar. El diablo se manifestó con violencia pero fue expulsado a través de la oración“.

Pocos días después, la situación se volvió a repetir pero esta vez, el niño quiso atacar al padre João. “Cuando el padre menos lo esperaba, [el niño] se acercó con el objeto cortante para hacerle daño, pero otra ‘persona’ lo atrajo, haciendo que el chico se desviara del padre y le cortara la cara. Fue el cuadro de la Reina de la Paz, que quedó marcado con los golpes de la furia diabólica. El Padre escapó del peligro, pero la Virgen fue “herida”, como alguien que se para frente al sacerdote para recibir sus dolores”.

“El niño fue puesto en oración una vez más y en este segundo momento el demonio fue expulsado para que nunca volviera. El cuadro fue guardado como recordatorio de este terrible día, y conservada hasta el día de hoy en uno de los hogares de la Comunidad”, concluyó el padre Gabriel.

¿Qué piensas de esta historia?

Síguenos también en:

Telegram
Instagram
Twitter

[Ver: Especialista católico explica qué son los fantasmas y advierte de su peligro]

[Ver: “Es un milagro”: Madre afirma que su hijo sanó tras su encuentro con el Papa Francisco]

Compartir:

Comentarios

comentarios

¿The gusta ChurchPOP?

Recibe nuestro contenido inspirador en tu bandeja de entrada cada mañana, ¡GRATIS!

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.