Cuarto día de la Novena a la Virgen de la Medalla Milagrosa

Cuarto día de la novena
Créditos: Famvin.

¡Ya puedes rezar el cuarto día de la novena a la Virgen de la Medalla Milagrosa! El 27 de noviembre de 1830, Nuestra Señora se apareció a laFa Hermana Santa Catalina Laboure mientras meditaba en la capilla.  La Santísima Virgen apareció de pie sobre un globo y sosteniendo un globo más pequeño sobre una cruz que parecía ofrecer a Dios.

Mientras la santa contemplaba atónita la imagen, la Virgen levantó las manos llena de joyas. De algunas de las joyas, se mostraron rayos de luz que, según ella, eran símbolos de las gracias que se darían a todos los que las solicitaran. Las joyas que no tenían rayos eran símbolos de gracias no reclamadas.

Nuestra Señora le pidió a Santa Catalina que hiciera una medalla según el modelo que había visto y que difundiera la devoción por la medalla en todo el mundo. Al mismo tiempo prometió grandes gracias por su intercesión.

Si quieres recibir las gracias prometidas por Nuestra Señora, ¡Puedes rezar el cuarto día de la novena a la Virgen de la Medalla Milagrosa!

Cuarto día de la Novena a la Virgen de la Medalla Milagrosa

Rezo inicial

Oh Santísima Virgen, oh Madre mía, pide a tu Hijo en mi nombre todo lo que mi alma y toda la humanidad necesitan para que Su Reino se establezca en la tierra. Mi solicitud más ferviente es que pueda triunfar en mí y en todas las almas e implantar Su Reino en la tierra. Amén

A las 5:30 de la tarde del 27 de noviembre de 1830, mientras santa Catalina rezaba en la capilla, la Santísima Virgen se le apareció por segunda vez, de pie tan alto como el cuadro de San José a la derecha del altar mayor.

“Su rostro era tan hermoso que me sería imposible describirlo. Su túnica era blanca como el resplandor del amanecer … Su cabeza estaba cubierta con un velo blanco que se extendía hasta sus pies que descansaban sobre una media esfera, con su talón aplastando la cabeza de una serpiente ”.

Rezar:

Oh Santísima Virgen, oh Madre mía, sé mi protección contra los asaltos del enemigo infernal. Obtén para mí las gracias que te pido y, sobre todo, inspírame a pedir las gracias que más quieres concederme.

Padre Nuestro ….
Ave María ….
Gloria …
¡Oh María, sin pecado concebida, ruega por nosotros que recurrimos a ti!

¡Ya puedes rezar el cuarto día de la novena a la Virgen de la Medalla Milagrosa!

Esta novena fue traducida de americaneedsfatima.org.

Síguenos también en:

Telegram
Gab
Instagram
Twitter

Compartir:

Comentarios

comentarios

¿The gusta ChurchPOP?

Recibe nuestro contenido inspirador en tu bandeja de entrada cada mañana, ¡GRATIS!

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.