“Satanás puede destruir la paternidad”, sacerdote hace un llamado a todas la familias

por -
Padres
Créditos: Aqu Alvarez vía Cathopic.

¿La paternidad está en peligro? En un artículo compartido por la red social Facebook, el padre Kyle Walterscheid nos alerta sobre cómo el demonio y la sociedad actual intentan destruir a los padres, tanto biológicos como espirituales. Este es su poderoso llamado a las familias.

“Una perspectiva desde la Iglesia: Sobre el tema de la paternidad, quiero volver a los primeros Padres del desierto, nuestros padres espirituales del desierto del siglo III al siglo VI.

Para ellos, la única sociedad cristiana era espiritual y no del mundo.

De nuestros Padres del desierto, la Iglesia recibió tres grandes dones:

1) Estos padres del desierto nos dieron la base para rezar los salmos y otros pasajes de las escrituras, que luego se convertirían en las oraciones oficiales de la iglesia llamada Oficio Divino o Liturgia de las Horas.

2) Estos mismos padres del desierto le dieron a la Santa Madre Iglesia métodos de profunda comunión espiritual con el Señor al meditar, reflexionar y orar sobre pasajes de las Sagradas Escrituras y eventos de la Biblia en particular.

Es un método llamado Lectio Divina, la lectura y oración de las Divinas Lecturas de la Sagrada Escritura.

3) Por último, los Padres del Desierto nos brindan el don único de la oración contemplativa , un tipo específico de oración que, hoy, cualquiera puede hacer, y que solo toma unos 20 minutos.

¡Qué dones, entonces, nos han dado nuestros Padres espirituales de la Iglesia!

Cuando vemos los muchos frutos de nuestros primeros padres del desierto, debemos considerar que muchos frutos nacen de hombres que se levantan para convertirse en padres en nuestras familias y comunidades.

Por lo tanto, también he reflexionado profundamente sobre la importancia de nuestros padres como jefes de familia y la increíble influencia que tienen los padres en los niños, y la importancia de tener muchos padres en nuestras comunidades eclesiales.

¡Los padres son insustituibles!

A menudo hablamos muy bien en nuestra fe católica de los primeros padres de la Iglesia, o de los primeros padres del desierto, como se mencionó anteriormente.

La paternidad es una parte tan importante de nuestra vida diaria como católicos que llamamos “Padre” a todos los sacerdotes. Debemos admirar a estos padres espirituales, y deben ser influencias positivas para todos los padres terrenales de nuestra familia.

En resumen, todos los hombres deben esforzarse por ser grandes padres para nuestra comunidad, para nuestras familias, para nuestros hijos e hijas, y para todos los niños.

El obispo Olmsted de Phoenix Arizona dijo en una carta pastoral que todos los hombres tienen un don innato de Dios para ser padres.

¿A qué se refiere con esto? Que Dios llama a todos los hombres a ser padres espirituales, incluso antes de que la mayoría de ellos se casen y se conviertan en padres biológicos.

Detente y piensa en eso por un momento, y observa cuánto más podemos hacer para ayudar a los adolescentes y hombres en edad universitaria a comenzar a asumir las muchas virtudes y responsabilidades que se necesitan para convertirse eventualmente en padres espirituales y / o biológicos.

Como dijo el obispo Olmsted, necesitamos que los hombres se interpongan en la brecha donde nuestra sociedad se ha derrumbado intencionalmente e intenta destruir la virtud de la paternidad entre los hombres.

Esta es la tormenta que intenta destruir el cristianismo.

Si Satanás puede destruir la paternidad en la sociedad, entonces puede destruir la vida de millones de familias, millones de mujeres, millones de niños y millones de hijos e hijas que miran hacia arriba para ver a sus padres pero no ven a nadie asumiendo esos roles y por lo tanto caen en la desesperación o el dolor.

Celebremos y honremos la paternidad, tanto la paternidad espiritual dentro de la Iglesia, como a los padres de nuestra familia, que están llamados a ser los padres espirituales de su hogar.

Y sobre todas las cosas, continuemos honrando, adorando y adorando a nuestro Padre Celestial, mientras honramos, adoramos y adoramos a Su Hijo Unigénito quien derramó Su Preciosísima Sangre para liberarnos de nuestros pecados.

Alabado sea el Señor, que en el bautismo, Jesús nos concede una tarjeta de embarque en Su Barco de Salvación.

Él calma cada tormenta si mantenemos nuestros ojos y nuestro corazón enfocados en Aquel que salva y que es el reflejo perfecto de nuestro Padre Celestial a quien Él llama a todos los hombres a imitar”.

Este artículo fue escrito por el padre Kyle Walterscheid, y traducido y adaptado de Facebook.

Síguenos también en:

Telegram
WhatsApp
Gab
Instagram
Twitter

[Ver: [Video] Asombroso suceso en un bautismo nos recuerda la importancia del sacramento]

[Ver: Filosofa critica al feminismo: “Gracias al cristianismo, la posición de la mujer es privilegiada”]

Compartir:

Comentarios

comentarios

¿The gusta ChurchPOP?

Recibe nuestro contenido inspirador en tu bandeja de entrada cada mañana, ¡GRATIS!

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.