Obispos se unen para condenar el ataque a las iglesias y piden rezar por la paz

por -
Chile
Créditos: Iglesia de Santiago

Luego de los repudiables actos vandálicos que dejaron dos iglesias destruidas en Santiago de Chile, las autoridades de la Iglesia expresaron su repudio.

Obispos se unen para condenar los ataques a las iglesias y piden rezar por la paz

El arzobispo de Santiago, monseñor Celestino Aós, emitió un mensaje tras los ataques diciendo que “la violencia es mala, y quien siembra violencia cosecha destrucción, dolor y muerte”.

“Los pobres son los más perjudicados. Esperábamos que no se repitieran esas acciones y esas imágenes. Las acciones violentistas y las imágenes vandálicas las padecemos de nuevo hoy.

“Sentimos la destrucción de nuestros templos y otros bienes públicos; pero sentimos sobre todo el dolor de tantas personas chilenas de paz y generosidad. Esas imágenes no solo impactan y duelen en Chile, sino que impactan y duelen en otros países y otras gentes del mundo, especialmente hermanos cristianos”, dijo el arzobispo.

Entretanto, el obispo Castrense de Chile, Santiago Silva Retamales, se sumó a este rechazo. Mencionó que “la violencia de grupos que no respetan a las personas ni su derecho a manifestarse en paz”.

También enfatizó que rechaza “las acciones vandálicas contra todo lo que las personas necesitan para su subsistencia, para vivir en sociedad y para expresar su fe y su amor a Dios”.

La Conferencia Episcopal de Chile (CEC) también expresó su repudio a estas acciones. “Hemos contemplado con tristeza las agresiones, saqueos y el ataque a lugares de oración, espacios sagrados dedicados a Dios y al servicio solidario de las personas. Nos duele ver un templo patrimonial de Santiago destruido y que se festeje la destrucción”.

Y agregó: “Estos grupos violentistas contrastan con muchos otros que se han manifestado pacíficamente. La inmensa mayoría de Chile anhela justicia y medidas eficaces que contribuyan a superar las brechas de desigualdad”.

“Como nos ha recordado el Papa Francisco en su carta encíclica Fratelli Tutti, sólo en el cultivo del amor como forma de relacionarnos ‘haremos posibles la amistad social que no excluye a nadie y la fraternidad abierta a todos'”, concluyó la CEC.

¡Oremos por que se detengan estos ataque a la Iglesia!

[Ver: Ex evangélico declara: “Esta frase me convenció de convertirme al catolicismo”]

[Ver: ¿Es posible que me hagan un maleficio? Lo que todo católico debe saber]

Compartir:

Comentarios

comentarios