Virgen del Rosario: las apariciones en que pidió rezarlo para cambiar el mundo

Virgen del Rosario
Créditos: Youtube / Gisela Giraldo Fotografía vía Cathopic.

La Virgen del Rosario se apareció en varias ocasiones y en cada una de ellas nos exhortó a rezar el rosario. ¡Es que tiene un poder inmenso para transformar el mundo! En una sociedad que cada vez se aleja más de Cristo y el Evangelio, Nuestra Madre nos vuelve a recordar un “secreto” sencillo y efectivo para combatir el mal: rezar el rosario. 

Sin contar las innumerables apariciones marianas que se reclaman como legítimas, hay seis revelaciones reconocidas por la Iglesia donde la Virgen nos recuerda el poder que tiene rezar el rosario.

Virgen del Rosario: las apariciones en que pidió rezarlo para cambiar el mundo

Aparición a Santo Domingo de Guzmán

Esta es la primera de las apariciones, aquella en la cuál la Virgen le enseñó a Santo Domingo cómo debía rezar el rosario y la que dio el nombre a la advocación de la Virgen del Rosario. Este santo había acudido a una capilla pidiendo el auxilio de Nuestra Madre ante el avance de la herejía cátara o albigense.

La Virgen se le apareció en la capilla con un rosario en la mano y le enseño a recitarlo. Además le dijo que lo predicara por el mundo y vería cómo se convertirían los pecadores y obtendrían abundantes gracias.

Las promesas reveladas al beato Alano de la Rupe

En el siglo XV, luego de dos siglos de la aparición a Santo Domingo, a devoción por el rosario comenzó a disminuir. Entonces la Virgen del rosario se apareció al beato Alano de la Rupe y le pidió que reviviera esta devoción.

Es a este beato que le comunicó las 15 promesas del Santo Rosario. Entre ella en una dijo que el santo rosario sería un fortísimo escudo de defensa contra el infierno, destruirá los vicios, librará de los pecados y exterminará las herejías.

Nuestra Señora de Lourdes

En esta célebre aparición, la Virgen María se manifestó llevando el rosario en la mano. Eso ya es toda una declaración sobre su importancia, pero además le dijo a Santa Bernardette “¡ruega a Dios por los pecadores! ¡Besa la tierra en penitencia por los pecadores!”. Rezar el rosario y hacer penitencia es una forma efectiva para combatir el mal del mundo.

Santa Bernardette relata: “Entonces metí la mano en el bolsillo y saqué el rosario… La Señora tomó el rosario que tenía entre sus manos e hizo la señal de la cruz… Me arrodillé y recé el Rosario en presencia de la hermosa Señora… Ella pasaba las cuentas de su rosario entre sus dedos, pero sin mover los labios. Únicamente al final de cada decena repetía conmigo el Gloria“.

Nuestra Señora de Fátima

La Virgen de Fátima se apareció a los pastorcitos en 1917, en el contexto de la Primera Guerra Mundial. Más allá de las promesas sobre la consagración a su Inmaculado Corazón, María pidió insistentemente que rezaran el rosario.

En una de ellas, en la tercera aparición ocurrida el 13 de julio, Nuestra Madre le dijo a Lucía:

Yo quiero que continúes rezando el rosario cada día, en honor de Nuestra Señora del Rosario, para obtener la paz en el mundo y el fin de la guerra, porque sólo Ella puede ayudarte”.

En la última aparición a los pastores, 13 de Octubre de 1917, la Virgen les dijo: “Yo soy la Virgen del Rosario. Continúen siempre rezando el Rosario cada día. La guerra va a su fin y los soldados pronto regresarán a sus casas“. La guerra terminó al año siguiente.

Nuestra Señora de Akita

La aparición ocurrió a la hermana Agnes Sasagawa en Japón en 1973. En esta manifestación sobrenatural reconocida por la Iglesia, una estatua de la Virgen lloró 101 veces durante casi siete años y sudó sangre.

En las mensajes, Nuestra Madre le dijo a la hermana Agnes:

“Como te dije, si los hombres no se arrepienten y se mejoran, el Padre infligirá un terrible castigo a toda la humanidad. Será un castigo mayor que el diluvio, tal como nunca se ha visto antes. Fuego caerá del cielo y eliminará a gran parte de la humanidad, tanto a los buenos como a los malos, sin hacer excepción de sacerdotes ni fieles.

Los sobrevivientes se encontrarán tan desolados que envidiarán a los muertos. Las únicas armas que les quedarán serán el rosario y la señal dejada por mi Hijo. Cada día recita las oraciones del rosario. Con el rosario, reza por el Papa, los obispos y los sacerdotes“.

Además agregó: “Reza mucho las oraciones del rosario. Solo yo puedo todavía salvarles de las calamidades que se acercan. Aquellos que ponen su confianza en mi se salvarán”.

La Virgen del Rosario de San Nicolás

En una de las últimas apariciones reconocidas por la Iglesia, acontecida en 1983 en Argentina, Nuestra Madre volvió a revelarse como la Virgen del Rosario. Entre el conjunto de mensajes, María afirmó:

El Santo Rosario es el arma más temida del enemigo. Santo Rosario es el arma a la que el enemigo le teme, el refugio para aquellos que buscan alivio y la puerta para entrar a mi Corazón”.

¡Rezar el rosario cada día puede cambiar al mundo! 

[Ver: Conoce los asombrosos santos incorruptos de América Latina]

[Ver: El método olvidado para rezar el rosario que podría cambiar tu vida]

Compartir:

Comentarios

comentarios