Consagra tu familia a la protección de la Virgen de Fátima con esta sencilla oración

Fátima
Créditos: Freepik / Flickr

La Virgen de Fátima quiso que nos encomendáramos a su Inmaculado Corazón como el mejor refugio y camino a Dios. Aquí te compartimos una sencilla oración para consagrar tu familia al corazón de María y tener su protección y especial intercesión en todo momento.

Después de la primera aparición a los tres pastores, Nuestra Señora continuó apareciéndose a la hermana Lucía. En las sucesivas manifestaciones quiso asegurarse que todos los católicos conociéramos las bendiciones y gracias que concedería a través de su Inmaculado Corazón.

Ella le dijo a sor Lucía que “a quien la abrace, prometo la salvación, y serán queridas de Dios estas almas como flores puestas por mí para adornar su trono“.

Además aseguró: “yo prometo asistirles en la hora de la muerte con todas las gracias necesarias para la salvación de sus almas“. (Memorias de la hermana Lucía, “La Gran Promesa del Corazón de María”, p. 192)

La consagración al Inmaculado Corazón de María transmitida por la Virgen de Fátima es una muestra de la Misericordia divina. Dios quiso darnos un medio de salvación fácil y seguro, puesto que se apoya en la tradición católica más sana, sobre la eficacia salvadora de la intercesión mariana.

Esta es una sencilla oración a la Virgen de Fátima para consagrar tu familia a su protección:

Sagrado Corazón de Jesús e Inmaculado Corazón de María, venimos  para consagrarnos a nosotros y a toda nuestra familia a Tus Dos Corazones. 

Deseamos renovar los votos de nuestro bautismo y colocar a cada miembro de nuestra familia a través de un acto de fe, esperanza y amor en una unión amorosa con la Sagrada Familia de Jesús, María y José. 

Nos dedicamos a nosotros y a cada miembro de nuestra familia a los Ángeles Guardianes que Dios nos ha dado a cada uno de nosotros. Oh Santos Ángeles Guardianes, iluminen, guíen y protejan a cada uno para llevarnos a salvo al hogar al cielo.

En Fátima, querida Madre de Dios, apareciste con San José y el Niño Jesús bendiciendo al mundo. Oh Sagrada Familia, concédenos bendiciones a nosotros y a toda nuestra familia para que podamos vivir la vida de Cristo. 

Deseamos que cada miembro de nuestra familia adore siempre a la Santísima Trinidad y ame a nuestro Dios en el Santísimo Sacramento.

Otorgue paz a cada miembro de nuestra familia. Mantenga a cada uno en la gracia de Jesucristo. Nunca permitas que ninguno de nuestra familia se desvíe de la verdadera fe.

Para cualquier miembro que se haya extraviado, te rogamos que sanes las heridas, levantes a los caídos y mantengas en gracia a cada uno de nuestros seres queridos.

Pídeles que regresen a la verdadera casa de su Padre. Amén.

La oración la hemos extraído del sitio Centre for Marriage and Family.

¡Virgen de Fátima, Ruega por nosotros!

[Ver: ¿Se han preguntado por qué los pastorcitos de Fátima lucen “enojados” en sus fotos?]

[Ver: El asombroso relato de la muerte de san José junto a Jesús y María]

Compartir:

Comentarios

comentarios