Las 5 cosas que deben ocurrir antes de la segunda venida de Cristo

Segunda venida de Cristo
Créditos: Wikipedia

Los católicos creemos firmemente en la segunda venida de Cristo, cuando Jesús retornará triunfante para juzgar a los vivos y a los muertos. Este episodio se conoce en la teología como “Parusía“, que significa “estar presente” o “llegar”.

El mismo Jesucristo afirmó que vendría al fin de los tiempos: “Porque el Hijo del hombre vendrá en la gloria de su Padre, rodeado de sus ángeles, y entonces pagará a cada uno de acuerdo con sus obras” (Mt 16, 27).

¿Cómo será la segunda venida de Cristo?

A diferencia de la primera venida, la segunda será absolutamente visible para toda la creación y en todo el esplendor de su gloria: “Como el relámpago que sale del oriente y brilla hasta el occidente, así será la Venida del Hijo del hombre” (Mt 24, 27).

¿Cuándo ocurrirá?

No sabemos el momento concreto en que sucederá la segunda venida de Cristo. Jesús nos dijo que “en cuanto a ese día y esa hora, nadie los conoce, ni los ángeles del cielo, ni el Hijo, sino sólo el Padre” (Mt 24, 36).

No es posible conocer el momento exacto, pero sí las Sagradas Escrituras revelan las cosas que sí o sí deben ocurrir antes del fin de los tiempos.

Estas son las 5 cosas que deben suceder antes de la segunda venida de Cristo:

El celebre teólogo Michael Schmaus las resume de esta manera en su obra Curso de Teología Dogmática.

1. La predicación del Evangelio en todo el mundo

Jesús afirmó que “esta Buena Noticia del Reino será proclamada en el mundo entero como testimonio delante de todos los pueblos, y entonces llegará el fin” (Mt 24,14).

Esto, no obstante, no debe ser entendido como que todas las personas se convertirán al cristianismo, sino que, en un sentido estricto, el Evangelio será conocido por todos.

Al mismo tiempo, que la Buena Nueva se conozca en todas las sociedades no significa que el fin del mundo acontecerá de inmediato, sino que no acontecerá antes de que esto ocurra.

2. La conversión del pueblo judío

Si bien el judaísmo tiene diferencias en su interior, básicamente todos los judíos aún esperan al Mesías. Cuando hayan entrado al reino de Cristo el número completo de paganos, los judíos comprenderán que Jesús es el Mesías que estaban esperando y se convertirán.  Como afirma san Pablo en la Carta a los Romanos:

“Hermanos, no quiero que ignoren este misterio, a fin de que no presuman de ustedes mismos: el endurecimiento de una parte de Israel durará hasta que haya entrado la totalidad de los paganos. Y entonces todo Israel será salvado” (Rom 11, 25).

3. La apostasía (renuncia) de la fe

En el último tiempo de la historia Satanás intentará dar su último ataque contra la obra de Cristo.

Jesús afirmó que aparecería “una multitud de falsos profetas, que engañarán a mucha gente. Al aumentar la maldad se enfriará el amor de muchos” (Mt 24, 11-12) y se preguntó “cuando venga el Hijo del hombre, ¿encontrará fe en la tierra?” (Lc. 18,8).

Ahora bien, mucha gente renunciará a la fe y le dará la espalda a Cristo, pero no será total. La Iglesia, por ejemplo, no perecerá jamás. Sin embargo, de forma general, las sociedades y los pueblos vivirán como si Jesús nunca hubiese existido.

4. El Anticristo

“Porque antes tiene que venir la apostasía y manifestarse el hombre impío, el Ser condenado a la perdición, el Adversario, el que se alza con soberbia contra todo lo que lleva el nombre de Dios o es objeto de culto, hasta llegar a instalarse en el Templo de Dios, presentándose como si fuera Dios” (II Tes 2, 3-4).

El Anticristo intentará crear un nuevo orden mundano al margen de Cristo e incluso en violenta lucha contra Él. Pretenderá demostrar que Cristo (y su Iglesia) son los mayores enemigos de la humanidad e intentará fundar una nueva religión.

Pero tengamos calma, porque no tendrá la última palabra: “entonces se manifestará el Impío, a quien el Señor Jesús destruirá con el aliento de su boca y aniquilará con el resplandor de su Venida” (II Tes 2, 8).

5. Grandes calamidades

Cristo fue claro al respecto:

“Ustedes oirán hablar de guerras y de rumores de guerras; no se alarmen: todo esto debe suceder, pero todavía no será el fin. En efecto, se levantará nación contra nación y reino contra reino. En muchas partes habrá hambre y terremotos. Todo esto no será más que el comienzo de los dolores del parto (Mt 24, 6-8).

Y es que el orden mundial que intentará crear el Anticristo llevará al terror y a la confusión. El poderío del enemigo de la fe cristiana provocará la destrucción del mundo y no podrá fundar un orden ateo al servicio del hombre. Contrariamente provocará caos.

Al final de todo esto se producirá la segunda venida de Cristo.

¡Ven Señor Jesús!

[Ver: ¿Cuál es la mejor forma de llamarlo: Emmanuel, Cristo o Jesús? ¿Qué significan esos nombres?]

[Ver: Oración de invocación a los santos para la protección de tu hogar]

Compartir:

Comentarios

comentarios